Según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios de consumo crecieron seis décimas en marzo respecto al mes anterior, tanto en Aragón como en el conjunto nacional. Este aumento mensual fue muy similar al acaecido un año antes, por lo que la tasa de inflación se mantuvo en el -0,8% anual, tanto en Aragón como en España.
Por su parte, en la Eurozona la tasa de inflación en marzo fue del -0,1% anual, una décima menos negativa que en febrero. Con ello, el diferencial favorable se situaba en siete décimas tanto en el caso de Aragón como en el de España.
Por comparación con el mes anterior, los precios en marzo se incrementaron en Aragón en siete de los doce grupos de consumo que recoge el IPC, impulsados fundamentalmente por las subidas de los combustibles y el fin de las rebajas de invierno.
Así, como suele suceder cada año por estas fechas, la nueva temporada de moda se reflejó en un amento del 4,0% mensual en los precios de vestido y calzado, grupo que lideraba las subidas en marzo. En segundo lugar se situó el grupo de transporte, con un alza de precios del 1,5% mensual, en respuesta al rebote del precio del crudo, que cotizó en media a 38 dólares por barril en su calidad Brent, frente a los 32 dólares de febrero.
La tercera posición fue para ocio y cultura, donde la Semana Santa dejó su huella con un aumento de precios del 0,8% mensual. A continuación, subieron cinco décimas mensuales los precios de medicina, mientras los de menaje lo hicieron en cuatro décimas mensuales. Por último, aumentaron con más moderación los precios de bebidas alcohólicas y tabaco (0,2% mensual) y hoteles, cafés y restaurantes (0,1% mensual).
En marzo no sufrieron variación mensual alguna en Aragón los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas, comunicaciones y enseñanza. Para terminar, se produjeron leves descensos de precios en los dos grupos de consumo restantes, vivienda (-0,1% mensual) y otros bienes y servicios (-0,2% mensual).
Respecto al mes de marzo del año anterior, las tasas anuales de inflación eran positivas en nueve de los doce grupos de consumo, aunque con carácter general se trata de cifras moderadas.
El grupo más inflacionista en marzo en Aragón volvía a ser era el de comunicaciones, que mantenía una tasa del 2,7% anual, lo que seguía reflejando el descenso de la rivalidad entre las empresas del sector, tras unos años donde la competencia ha sido muy intensa.
La segunda posición correspondía a alimentos y bebidas no alcohólicas (2,0% anual), seguida de hoteles, cafés y restaurantes (1,8% anual), otros bienes y servicios (1,6% anual) y enseñanza (1,0% anual).
Con tasas anuales de inflación por debajo del 1,0% se encontraban en marzo en Aragón los grupos de consumo de medicina (0,8% anual), menaje (0,5% anual), bebidas alcohólicas y tabaco (0,4% anual) y vestido y calzado (0,4% anual).
En los tres grupos de consumo restantes la tasa anual de inflación en marzo era negativa en Aragón. Se trata de ocio y cultura (-0,6% anual), transporte (-4,2% anual) y vivienda (-8,1% anual).
En suma, sigue siendo fundamentalmente el precio de la energía el que continúa empujando a la baja la inflación general, ya que aunque el petróleo se encareció en marzo un 19,1% respecto a febrero, el barril de Brent era un 32,4% más barato que un año antes.
Por provincias aragonesas, la tasa de inflación en marzo de 2016 fue del -1,0% anual en Huesca, del -0,9% en Teruel y del -0,8% anual en Zaragoza.
La inflación subyacente, que es aquélla que excluye de su cálculo los elementos más volátiles (alimentos sin elaboración y productos energéticos), se mantenía en marzo en el 1,0% anual en Aragón, mientras en la media de España aceleraba una décima y se situaba en el 1,1% anual. Por su parte, en el promedio de la UEM la tasa de inflación subyacente aceleraba también una décima hasta quedar en el 0,9% anual en marzo.
El comportamiento de la inflación subyacente reflejaba así el mantenimiento del vigor de la demanda interna en la economía española y aragonesa, ya que es el componente energético el que arrastra la inflación general a terreno negativo. Ello pone de manifiesto un moderado avance de los precios en la economía si dejamos al margen los bienes directamente relacionados con la evolución de los precios internacionales del petróleo.
En la última reunión de política monetaria del Banco Central Europeo, celebrada el pasado día 10 de marzo, se tomaron amplias medidas adicionales de estímulo monetario, al rebajar el tipo de interés de referencia desde el anterior 0,05% al 0,0%, al tiempo que se aumentó la penalización a los depósitos que realizan las entidades financieras en el BCE, pasando la facilidad marginal de depósito del -0,3% al -0,4%. La facilidad marginal de crédito, por su parte, se redujo del 0,30% anterior al 0,25%.
Por otro lado, se decidió ampliar el volumen mensual de compras de activos de 60.000 a 80.000 millones de euros, y se anunciaron cuatro nuevas subastas de liquidez TLTRO a un plazo de cuatro años, que serán lanzadas a partir del próximo mes de junio, condicionadas a la concesión de crédito y que podrían ser a “tipos tan bajos como la facilidad marginal de depósito”, es decir, a tipos negativos de hasta el -0,4%, lo que equivale a decir que el BCE pagará intereses a los bancos por prestarles dinero.
TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here