RENOVE MARIÑO

IMG_7747 3El Ayuntamiento de Alquézar tendrá que esperar a que pase el verano para acometer las obras de ampliación de su sector noreste por coincidir estas fechas con el periodo de reproducción de varias aves que anidan en el entorno.

La denominada ronda norte es un paseo urbano que tiene como finalidad circunvalar toda la villa medieval, ensanchar su trazado de entre 4 y 6 metros de ancho y permitir así el acceso de vehículos de emergencia o camiones.

El proyecto ya fue presentado el pasado año y aprobado por la Diputación Provincial de Huesca por un importe de 245.000 euros. Sin embargo, el INAGA en la resolución del impacto ambiental al anteproyecto le exige al Ayuntamiento y a la Diputación Provincial de Huesca, que promueve la obra, que los trabajos comiencen a partir del 31 de agosto. Todo ello para evitar molestias a la reproducción de halcón peregrino (Falco peregrinus), águila real (Aquila chyrsaetos) y alimoche (Neophron percnopterus), que anidan en las paredes del río Vero, cerca de la zona donde se van a desarrollar estas actuaciones.

La obras llevan en suspenso desde el 25 de enero, que es cuando se inició el periodo de reproducción del águila real y terminarán el 31 de agosto, cuando finaliza la del alimoche.

Esta ronda norte se enmarca dentro del plan director para la recuperación del casco histórico de Alquézar y tiene como objetivo mejorar la accesibilidad desde las partes periféricas al centro de la villa. La primera actuación, realizada hace unos años, fue la ronda sur que da acceso al barranco del río Vero. Después se iniciaron las intervenciones en la zona norte con la construcción de un aparcamiento para 600 plazas. El paso siguiente sería acometer el paseo de ronda que circunvale todo el conjunto urbano e histórico – artístico de Alquézar. «La trama urbana de Alquézar no se puede cambiar y estamos haciendo lo que hizo en su día Albarracín, Santillana del Mar, Ronda en Andalucía o Pedraza en Segovia. Que la gente tenga accesibilidad para distribuir mercancías y también acceso a vehículos de seguridad o incendios. Si no acometemos esta obra es difícil que una UVI puede entrar y salir, y máxime cuando tenemos días en el pueblo con 2.500 personas», explica el alcalde Mariano Altemir.

El proyecto de la ronda norte de Alquézar se está ejecutando por fases desde hace doce años. La siguiente fase, la que se encuentra paralizada, comprenderá la zona noroeste que supondrá mejorar la comunicación desde el Albergue – Escuela de Media Montaña hasta cerca de la desembocadura del barranco de Payuela.

Dos observatorios de aves

La peculiaridades del trazado urbano de Alquézar y su declaración en 1982 como conjunto histórico artístico, exigen una compleja intervención. Los muros de hormigón den estar forrados de piedra, el pavimento debe ser de canto rodado y en el barranco de Payuela, habrá que realizar dos observatorios de ave al ser zona declarada ZEPA.

La duración de estas obras será de seis meses. Y una vez concluida, quedará el último tramo para conseguir una plena comunicación entre las distintas partes de la villa.

«Vamos haciendo comunicaciones al pueblo, abriendo calles, viales, … Si acometemos esta fase la Ronda de Alquézar estará en un 80%, y el 20% ya se verá porque cuesta mucho tiempo y dinero», afirma Altemir.

DPH SONNAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here