Creo que todas las personas tenemos derecho a tener opinión y a expresarla. Pero también creo que quienes tenemos responsabilidades como representantes de otras personas tenemos que ser muy prudentes al dar nuestra opinión e intentar que esta sea lo más fundamentada posible en hechos y lo menos esclava posible de los deseos personales.

En este artículo voy a analizar, desde mi punto de vista personal, eso sí con los datos que he podido observar como simpatizante y como secretario general en Barbastro de Podemos y como candidato al senado y como coordinador de la campaña provincial en el Alto Aragón de Unidos Podemos en Común, los resultados de las elecciones generales del 26J de Unidos Podemos.

GOB ARAGON surge

Ya advierto que al tener aún muy pocos datos demoscópicos mi análisis arrojará más sombras que luces, pero espero que a los muchos votantes de Podemos y de Unidos Podemos en Común en el Somontano, tanto los que nos votaron como los que no el 26J, les sirva al leerlo como base para su propia, y mucho más importante que la mía, reflexión.

Es un hecho evidente que el 26J Unidos Podemos no sumó el resultado del 20D de Podemos y sus confluencias con el resultado de Unidad Popular. Es un hecho que casi un millón cien mil electoras y electores que habían confiado seis meses antes en esos dos proyectos por separado no votaron el proyecto conjunto. ¿Razones? Para mi tres:

1º) La campaña del miedo.

Se hizo desde los tres partidos más importantes PP, PSOE y C’s una piña con denominador común, demonizar a Podemos. PSOE y C’s prefirieron perder escaños y empeorar resultados con el único objetivo de que Unidos Podemos no sumará. Los medios de comunicación de masas dispararon a discreción todo el material contra Podemos, el poco (¿ninguno?) real y el mucho inventado, Venezuela era un problema mucho más importante que el paro o la corrupción. Y para guinda del pastel, el brexit. ¿A cuánt@s de nuestr@s votantes asustaron?

2º) El discurso social demócrata.

Unidos Podemos, para contrarrestar esa campaña del miedo hizo una campaña electoral sin aristas, sin cal viva, una campaña conciliadora. Nuestro muy criticado “macho alfa” aparece en los carteles rodeado de sus magníficos colaboradores, incluido Alberto Garzón, se pierde intensidad, se intenta ganar el corazón de la gente con una sonrisa, rebajando el discurso. Nuestra apuesta por el inicio de un proyecto constituyente queda oculta como uno más de los 50 puntos de nuestro programa pactado con IU. Se nos pudo llegar a confundir con un PSOE 2.0 y no con esa nueva alternativa que somos, heredera del 15M y única expresión de una nueva forma, honrada y eficaz de hacer política. No trasmitimos la trasversalidad, que es nuestra principal característica, sino una especie de renovada social democracia abanderando un nuevo proyecto frentepopulista, algo que no es real. ¿Cuánt@s votantes se ganaron con esta estrategia? ¿Cuánt@s se perdieron?

3º) La suma que no suma.

Al hacer un proyecto político conjunto entre dos fuerzas afines, Podemos e IU, que hasta ahora han peleado por el mismo espacio político, hacerlo en tan poco tiempo y sin poderlo explicar, hacerlo, aparentemente, como una necesidad electoral y no poder trasmitir que este proyecto es una confluencia de futuro de muchas sensibilidades que quieren compartir ese espacio y convivir juntas. ¿Cuánt@s de los votantes de Podemos no votaron por ir con IU y cuánt@s de IU no lo hicieron por ir con Podemos?

Cuándo un estudio demoscópico contesta a estas preguntas habremos dado con el quid de lo sucedido en las elecciones del 26J.

No obstante quiero resaltar dos cosas, la primera, que a pesar de esta no suma mantenemos la misma presencia en el congreso que el 26J y la segunda, y mucho más importante es que ese voto no sumado fue integro a la abstención, lo que significa que, aunque esta vez nosotr@s no les ilusionamos, es un voto que ya no retorna a los partidos que han arruinado España. Y nuestra esperanza y nuestra obligación es construir un proyecto para volver a ilusionarles.

SUSCRIPCION

2 Comentarios

  1. Sí , amigo Luis , tu análisis se parece bastante a lo que los demás pudiéramos ver en los entresijos de estas elecciones pero , a parte de esos tópicos tan reales como la campaña del miedo y la amenaza venezolana muchos vemos que hay una gran coincidencia en objetivos de cambio con otros partidos de la izquierda histórica no sólo ahora , ya los había en diciembre y sin embargo vuestro macho alfa se desbocó en las intervenciones en el Congreso, empezó a mostrar su cara más arrogante y señaladora de cosas como la cal viva , de gestos como el puño en alto desde la tribuna de oradores y tonterías de tretuliano como los besos en la boca a otro diputado o su papel de celestino entre Andrea Levy y eses barbitas tan guapo , según él . En fin , Todo menos hacer un esfuerzo y renunciar a tantas lineas rojas dando , como en mi opinión debía , apoyo a un gobierno presidido por un socialista aunque fuera compartido por esa derecha tan sospechosa como Ciudadanos . Lo principal era alejar al PP. Hay que saber renunciar a algo para sumar en un todo lo suficientemente justo y motivador para lograr cambiar y regenerar este País y sin embargo Podemos se negó y colaboró en su negativa con el PP. Creo , amigo Luis , que de estos polvos ha llegado el lodo para vosotros en estas votaciones de Junio . Y , para terminar , como bien dices , España está casi arruinada por unos políticos que este País no merece pero no te olvides que este País , España , y su idea, no está patrimonializada o instrumentalizada sólo por la derecha , ya que casi todos queremos más una España unida que una plurinacionalidad que se pueda destruir por medio de ese «derecho a decidir», que es lo mismo que votar independencia y que es vuestra peor entelequia porque el derecho a decidir ya lo hemos ejercido todos los demócratas y lomseguiremos haciendo en democracia y de acuerdo a la Constitución siempre. La verdad , como ya he escrito alguna vez en esta revista digital, en ese derecho a decidir que hemos ejetcido el 26 de junio se os ha dicho bien clarito: «BYE BYE Podemos «

  2. Interesante análisis y subsiguiente comentario de Pedro Solana. Aquí va mi opinión y análisis del asunto objeto tanto del artículo como del comentario. En primer lugar constatar una evidencia: Podemos no ha perdido ningún diputado en seis meses, mantiene los 71 y es un partido con tan sólo dos años de vida. Todo un éxito se diga lo que se diga y habría que bucear en la historia del parlamentarismo español para encontrar un caso como este. No lo sé, no tengo los datos, pero a lo mejor, a día de hoy es un caso único. Podemos se alío con IU pensando en obtener más votos y más diputados y así se lo daban las encuestas demoscópicas que, de Perogrullo es decirlo, sólo eran encuestas, no hechos ciertos. Conocidos los resultados es evidente que la suma de los dos partidos, la alianza Podemos-IU, no sumó los votos obtenidos por ambos en las pasadas elecciones de diciembre. Faltaron más de un millón de votos y en un primer análisis simplista podría decirse que faltaron todos los de IU y muchas decenas de miles más. ¿ Hay que suponer que al votante de IU no le gustó la alianza y masivamente optó por abstenerse ? puede ser y, desde luego, resulta sospechosa la coincidencia del número de votos obtenido por IU en diciembre y los que le han faltado ahora a la coalición de izquierdas, pero no sólo le han faltado esos sino muchos más, lo cual indica que parte del votante de Podemos en diciembre le ha sido infiel y ha cambiado su voto a otro partido ( para mí en pocos casos ) o, directamente se ha abstenido. También puede suceder que el votante de IU sí haya ido a votar en su mayoría a Podemos y sea el votante de este partido el que en realidad ha dado la espantada. Si este tema lo investigan correctamente seguramente se arrojará alguna luz sobre él. En segundo lugar están el miedo al cambio, el Brexit, la conexión Venezuela y el discurso socialdemócrata. Por ahí pudieron irse unos cientos de miles de votos. Personalmente creo que el gran agujero ha sido la fallida alianza con IU que, si bien presentaba una buena imagen con Alberto Garzón, era el símbolo de la » vieja » izquierda política en las Cortes españolas. El concepto, como concepto teórico, de la unidad de la izquierda está bien, puede formularse correctamente, pero luego hay que descender sobre el terreno y analizar, a ser posible con acierto, si los partidos políticos que la representan son unificables o no, y en caso de no, a otra cosa mariposa. Sin más. Sin desgaste de energías, discusiones estériles y pérdidas de tiempo. Quién tiene el tiempo político y cronológico de su lado es Podemos, no los demás, son unos recién nacidos. No tienen porque tener prisa ni precipitarse. Que arriesguen otros. El gran perdedor, con diferencia y me temo que aún no lo sabe, ha sido el PSOE. Hagan el cálculo. En seis meses ha perdido cinco diputados. En una legislatura completa hubiera perdido 40. ¿ Le conviene a Podemos aliarse e insuflar oxígeno a un enfermo terminal que compite por su mismo espacio político ?. No. ¿ Es el adversario de Podemos y PSOE el PP ?. Sí. ¿ Es el adversario de Podemos el PSOE ?. También. ¿ Ven los votantes de Podemos al PSOE como un viejo partido derechizado que, en realidad y en cuestiones de fondo es tan de derechas como el PP ?. Muy probablemente. ¿ Porqué habría de ponerse, entonces, Podemos al servicio del PSOE ?. No hay ninguna razón que lo justifique. Ninguna. El PSOE es un partido, por sí solo, que actualmente está en proceso de autodestrucción. La incógnita es saber si logrará revertir ese proceso, pero, ahora mismo, yo no apostaría por este partido. En tercer y último lugar está el tema del referéndum. Podemos, imagino, lo ha adoptado por cuestiones tácticas mirando al País Vasco y a Cataluña y hasta ahora la cosa le ha funcionado, pues ha ganado en esas dos comunidades, aunque también le habrá restado votos en el resto del Estado. Pablo Iglesias ha dicho que él y su Partido, la doctrina oficial, no son independentistas pero defienden el derecho a decidir. Pienso que si no fuera por la cuestión vasca y catalana este asunto ni lo tendrían en cuenta. Es un error de toda la izquierda, y vamos a incluir como izquierda en este punto al PSOE, hacer suya un propuesta que lanzaron e impulsaron desde Cataluña los antiguos socios de CIU, a modo de cortina de humo, para intentar escapar de la acción de la justicia española que ha de juzgar todavía muchos casos de corrupción empezando por el capo Pujol. Este es un problema fabricado artificialmente por las élites del poder catalanas y sus redes clientelares que están de mierda hasta el pararrayos. Y va la izquierda y entra al trapo. ¿ Pero que les pasa ? ¿ No tienen a nadie sobre el terreno ?. Duro Mariano, no aflojes en este asunto, otros y más graves son los problemas que tiene el ciudadano de a pie en todo el Estado, y aunque el PP también está de mierda hasta el pararrayos, bueno sería que fueran pasando ya por el banquillo Pujol, Millet, Montull, Sumarroca, Arturo Mas, Rigau y Ortega. Para empezar. Pero simultáneamente no te olvides de mandar ante el juez a tus corruptos y a los del PSOE, que larga es la lista, porque sino claro, ¡ Que viene Podemos !, como si fuera el lobo, hasta que un día el votante diga: ¡ Pues que venga el lobo !

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here