RondaSomontano_ReunionAbastecimientoLaPuebla P.OTIN_3Ante la crítica situación que vive el municipio de La Puebla de Castro, este miércoles han mantenido un encuentro en la Diputación el máximo responsable provincial, Miguel Gracia, y el presidente de la Asociación de entidades locales del Pirineo aragonés (Adelpa), Pablo Castán, con la alcaldesa de este municipio ribagorzano, Maite Bardají, donde han coincidido en que el cierre de compuertas del embalse de Barasona por parte de la Confederación es, desde hace días, la única medida de emergencia para no dejar sin agua de boca a un pueblo en pleno mes de agosto.

Tras la reunión todos han lamentado que se haya llegado a este límite y, más allá de otros usos, han advertido de que la prioridad debe estar en garantizar el abastecimiento a los núcleos de población. A este respecto, explican que para garantizar el riego y compensar la falta de agua de Barasona se puede realizar el bombeo desde Canelles y, por otro lado, el embalse de San Salvador tiene que servir como la obra de regulación que se construyó, es decir, para garantizar el regadío en la zona baja y el nivel de Barasona en la época estival.

comarca

De cara a evitar que se vuelva a repetir, la alcaldesa de La Puebla de Castro invita a que “nos sentemos para intentar buscar soluciones” porque, según Maite Bardají, si esta situación se mantiene va a suponer pérdidas muy importantes al impedir también el desarrollo de las empresas que están ubicadas en las inmediaciones del pantano y el retroceso de todo un municipio que ha soportado las obras hidráulicas. A día de hoy, han llegado camiones cisterna de 15 metros cúbicos y el consumo aproximado que el Ayuntamiento calcula en estos días de agosto alcanza los 500m3 para cubrir las necesidades básicas “una medida insuficiente” para este municipio, de unos 400 habitantes que en agosto llega a los cerca de 3.000.

El Presidente de la Diputación Provincial, Miguel Gracia, se ha referido a la “dramática situación de Barasona con el menor porcentaje” mientras otras láminas de agua “están intactas” y ha señalado que la Confederación, como órgano competente de la

administración del agua, “tendría que haber calculado y valorado los usos de boca y los de sus empresas turísticas y hacer que el agua de los regantes procediera de otro lugar durante el mes de agosto o no fuera tanta”. De ahí que Miguel Gracia haya afirmado que “hace dejación de sus funciones y casi siempre se equivoca hacia el mismo lado, a veces tenemos la sensación de que quien administra los embalses en unos momentos son las hidroeléctricas y en otros los regantes, no la Confederación”.

Miguel Gracia ha ofrecido al Ayuntamiento la ayuda técnica y económica de la administración provincial, a la vez que ha dado los detalles de un proyecto técnico que la Diputación redactó en su día y que puede poner a disposición de la CHE, ya que plantea que se podría continuar con el suministro de agua a al municipio aunque baje el nivel del embalse.

La captación municipal y la de alguna de las empresas turísticas están ubicadas en el pantano de Barasona. Cuando hablan de que su ubicación es inadecuada, Maite Bardají recuerda que es una de las obras que planteó el Ministerio en la cuenca del Ésera y que finalizaron en 2006 entre Confederación, Acesa y el Gobierno de Aragón “por eso ellos son conscientes de dónde está esa captación y de que si baja el nivel de agua no podemos coger agua de allí”, puntualiza la primer edil de La Puebla.

Bardají ha explicado cuáles han sido los pasos que ha seguido el Ayuntamiento desde que a finales del mes de julio se remitiera una carta a la CHE a petición de los empresarios de la zona que ya estaban viendo cómo bajaba el nivel a finales del mes de julio y querían garantizar un mínimo de lámina de agua para el desarrollo de sus actividades. “Lejos de hacer nada, veíamos cómo se estaba poniendo en riesgo la captación municipal y el nivel del embalse bajaba 20 centímetros diarios”, ha relatado.

Continuidad para los planes de restitución

Vista la situación que se está produciendo a día de hoy, el Presidente de la Diputación Provincial ha insistido en la necesidad de continuar con los planes directos de mejora del abastecimiento puestos en marcha en su día por el Ministerio de Medio Ambiente, teniendo en cuenta que mientras los embalses garantizaban el suministro de agua para el sur de la provincia en la parte pirenaica carecían de agua, y ha apostado por “unos tiempos en los que se establecían acuerdos entre el llano y la montaña, entre los regantes y la zona norte”.

En este sentido, el presidente de Adelpa, Pablo Castán, se lamenta de que al llegar el estío el primer territorio que sufre los problemas de agua es precisamente donde se generan estos recursos. Para el responsable de esta Asociación que agrupa a más de un centenar de entidades del Pirineo, “no es más que el menosprecio de Confederación hacia quienes han soportado las infraestructuras hídricas y donde no se han hecho las obras de restitución y a buen seguro los mejores campos y tierras del municipio están ahora bajo un pantano”, ha querido resaltar Castán.

Le preocupa a Adelpa la deriva que están tomando tanto el Ministerio como la Confederación y su falta de sensibilidad “se solicitó una reunión desde Adelpa al presidente de la CHE para tratar distintos temas que afectan a la zona pirenaica y a estas alturas ni nos ha recibido”, mientras recordaba cómo se eliminan articulados del plan hidrológico sin ningún acuerdo que podrían solucionar problemas de abastecimiento a muchos núcleos y asentar población, otra de las preocupaciones de la Asociación.

GOB ARAGON surge

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here