rondasomontano_cosculluelaCuando te proponen escribir “puntualmente” en Ronda Somontano, para tener opiniones de la actualidad, desde todos los ámbitos de la política local, dice mucho del medio. Por lo plural, y por lo valiente (sobre todo por dejarme escribir a mí).

De primeras no parece difícil, como representante de un partido de centro, podría ir nadando entre aguas y salir airoso. Pero me temo que la cosa no será tan fácil.

ECOEMBES COMARCA

De todas formas voy a intentarlo, y me gustaría cumplir con una periodicidad mensual. Lo asumo también como parte de “mi personaje público”, con el objetivo de manteneros informados de la labor y quehaceres de un concejal en Barbastro. Espero que esto sirva para que cualquier opinión, crítica o sugerencia por vuestra parte me la hagáis llegar. Sea por este medio, por redes sociales o parándome en la calle y contándomelo.

La política es una cosa de todos, todos los días. No esperemos únicamente cada cuatro años a dar nuestra opinión.

La verdad es que sí, soy el último concejal del Ayuntamiento, y encima en un partido de la oposición. Y así he decidido que se llame mi colaboración en Ronda de Relatos.

Al final poco importa el orden, donde está la diferencia principal entre los concejales es en la “profesionalidad” de los mismos, y con esto me refiero a lo que cobran un sueldo público, y los que no, que somos la gran mayoría. En nuestra ciudad tenemos 3 concejales profesionales y el resto, 14, no. Este pequeño matiz hace que la política municipal, sea poco o nada atractiva. No nos equivoquemos, aquí ninguno de nosotros estamos por el sueldo (de eso ya hablaremos otro día), pero es verdad que dependiendo de tu trabajo es muy complicado compaginarlo con la labor en el Ayuntamiento. Lo que muchas veces limita que pueda presentarse gente que no sea funcionaria, jubilada o con profesiones “liberales”.

Desde aquí me gustaría informaros sobre la agenda mensual del Ayuntamiento, pero “aderezada” con un poco de crítica constructiva, nunca tóxica, como me dijo una vez un compañero del partido.

Como os decía la clase política actual, está en manos de unos pocos, que controlan a quien poner y donde ponerlo, y lo que es peor con sueldo o sin sueldo. Por lo que muchas veces la vocación pasa a ser “profesión” y aquí empiezan los problemas. Lo que debería ser una etapa y experiencia en tu vida pasa a ser tu modo de vida. Y en muchos casos indefinida.

Quiero intentar demostrar, como ya han hecho y hacen algunos compañeros de la corporación, que se puede participar y compaginar la actividad laboral y esta otra “actividad política”, a estos o incluso a niveles superiores. De momento lo estoy consiguiendo, eso sí sacrificando tiempo en familia y aficiones. Lo sé yo me lo he buscado.

Después de esta pequeña presentación mía y del patio, nos ponemos manos a la obra. Cogiendo el guante de mi compañera Susana Gaspar, en un artículo suyo “Es una historia de amor”, del pasado 1 de septiembre, sigo con esa historia de amor, pero en este caso no correspondido. “La historia del sillón”, todo empezó en febrero de 2016, con esta frase “haremos una relevo ordenado para el futuro”, se anunciaba la ruptura tras casi 30 años de relación. Pero como en muchas crisis amorosas, esta iba a ser una ruptura muy sonora (más de 50 artículos en medios de comunicación estos dos últimos meses) y desde luego poco pacifica.

Las noticias desde la capital siempre se centraban en la importancia y relevancia en el segundo cargo más importante de Aragón. Presidente de las Cortes, pero siempre con la coletilla, “y alcalde de Barbastro”. Y todavía no sabemos el precio que pagaremos los barbastrenses. Que siguiendo con el símil, siempre son los hijos los más perjudicados en las rupturas no pacificas.

Sin juzgar a ninguna de las partes, y seguro que en tantos años se han hecho cosas bien, “acomodarse” no es bueno en las relaciones largas. Y lo que parecía que podía ser una forma de terminar una larga carrera política muy dignamente, Presidente de las Cortes. Y ocupando un cargo que ningún barbastrense había conseguido hasta ahora. Se ha convertido en la tragi-comedia del verano.

Pronto emperezará otra etapa, donde se abren nuevos mundos, nuevas oportunidades, nuevas ilusiones, nuevos proyectos…por lo que deseo que de una vez por todas termine ya esta historia, para poder centrarnos en esta nueva fase. Sería muy bueno para Barbastro tener por fin un alcalde a dedicación exclusiva.

En breves espero poder contaros el final de este desamor, mientras seguiremos en el Ayuntamiento, pleno tras pleno, en los que muchas veces me recuerdan a la película El día de la marmota (Atrapado en el tiempo), donde no dejan de aparecer una y otra vez, la ronda norte, las entradas a la ciudad, las pistas de atletismo, los cuarteles, solares…ah! Pero eso sí, se está trabajando en ello.

Luis Domínguez, concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barbastro.

https://www.facebook.com/luisciudadanosbarbastro?fref=ts

Mujer Rural

1 Comentario

  1. Luis , me ha encantado tu artículo con ese preámbulo donde elogias a este medio «Rondasomontano.com» por su valentía , libertad de expresión e independencia . Todos sabemos lo difícil que es encontrar todas esas virtudes sobre todo en medios clásicos normalmente editados en papel y pertenecientes a lobbies de poder cercanos a la banca y con una imperiosa necesidad de influir en la ciudadanía y en sus opciones de voto creando e interpretando la realidad política y social siempre con tendencia a inclinar la balanza de opinión hacia la derecha política tradicionalista y poco amiga de las vanguardias y de la evolución o como ellos dicen «progresía». Esta rémora creo que condena a esta prensa escrita a su progresivo retroceso. La prensa digital libre e independiente poco a poco irá ganando terreno en cuestión de información . Hay ya un rosario de medios ofrecidos desde las redes , me refiero de información a nivel estatal, y está bien que en territorios de la periferia sepamos dar fuerza a revistas digitales como ésta . En tu artículo, creo, te sinceras y analizas la realidad, al menos aspectos concretos de lo que es la política local y la manera de ser concejal en una ciudad como Barbastro . Me ha gustado mucho y te animo a que sigas contando tus experiencia aunque te consideres «El último Concejal» . Ya sabes aquello de …»Los últimos serán los primeros…». Ánimo Luis…!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here