mab1
Los montañeros por el valle de Benasque. Carmen Guardia.

Seguramente habrá un artículo detallado donde se explique cómo se desarrollado este Encuentro celebrado durante el fin de semana del 29-30 de Octubre de 2016.
A mí, sin embargo, me gustaría ahora expresar de forma comprensible hasta qué punto una experiencia como ésta puede llegar a satisfacer a quienes participamos en ella.
Dicen que la Felicidad la dan las cosas buenas de la vida pero creo que las mejores cosas, siempre que lleguemos a ofrecerlas a los demás, nos harán rozar sin duda esa esquiva Felicidad a quien queremos cortejar y seducir.
Hace años que buscamos la amistad de este club francés, el CAF de Tarbes, con el que compartimos, aunque pueda parecer casualidad las mismas preocupaciones y alegrías.  Volcamos las mismas ideas de voluntariado y de acercamiento por el deporte a la Naturaleza y los paisajes de unos Pirineos próximos.

mab2
Catherine D’Espouy, la nieta del conocido pirineista y montañero Raymond D’Espouy, con José Masgrau. C.G.

En cada encuentro se repiten actos, discursos, excursiones y actitudes dispuestos para lograr un éxtasis de confraternidad que de forma agradecida y agradable culminan en los abrazos de despedida. Decimos siempre:”-À la prochaine…!” (hasta la próxima), y lo decimos aliviados porque en seis meses estaremos otra vez empezando un fin de semana inolvidable.

CAMINO DE SANTIAGO

En la dinámica de cualquier asociación, la búsqueda de un pegamento que una a directivas y asociados es la esencia que da sentido al heco de juntarse a trabajar por unos objetivos.

 

 

mab3
Un momento de la marcha por el valle de Benasque. C.h

Si después de dedicar horas a programar y organizar Encuentros como los que vivimos de forma alterna a ambos lados de las montañas repetimos las mismas sensaciones una y otra vez  es sin duda  porque hemos logrado dar sentido a tantas horas de reuniones y además hay resultados palpables y gratificantes.

Desde aquí quisiera, para finalizar, lanzar un ofrecimiento: -Acudid con nosotros, quien quiera que seáis, a libar los néctares más dulces de un cóctel de amistad y deporte agitado en medio del más bello escenario que os podáis imaginar. Os aseguro que contemplaréis la radiante luminosidad de un hermoso valle, como hoy el de Benasque, con  colores de otoño salpicando el bosque de tonos ocres, amarillos y rojos y un calor raro y contagioso que os unirá a los compañeros en ese sendero por el que viajaremos siempre hacia arriba hasta tocar el cielo.

No lo olvidéis.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here