Ficha Técnica

Dirección: Daniel Monzón.
Países: España y Francia.
Año: 2009.
Duración: 110 min.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: Luis Tosar (Malamadre), Alberto Ammann (Juan Oliver), Antonio Resines (Utrilla), Marta Etura (Elena), Carlos Bardem (Apache), Manuel Morón (Almansa), Luis Zahera (Releches), Vicente Romero (Tachuela), Fernando Soto (Armando), Manolo Solo (director de la cárcel).
Guión: Jorge Guerricaechevarría y Daniel Monzón; basado en la novela de Francisco Pérez Gandul.
Producción: Emma Lustres, Borja Pena, Juan Gordon y Álvaro Augustin.
Música: Roque Baños.
Fotografía: Carles Gusi.
Montaje: Mapa Pastor.
Diseño de producción: Antón Laguna.
Vestuario: Montse Sancho.
Distribuidora: Paramount Pictures Spain.
Estreno en España: 6 Noviembre 2009

Sinopsis

Juan, funcionario de prisiones, se presenta en su nuevo destino un día antes de su incorporación oficial. Allí, sufre un accidente minutos antes de que se desencadene un motín en el sector de los FIES, los presos más temidos y peligrosos. Sus compañeros no pueden más que velar por sus propias vidas y abandonan a su suerte el cuerpo desmayado de Juan en la celda 211. Al despertar, Juan comprende la situación y se hará pasar por un preso más ante los amotinados.

Crítica por Fer BrotoLa película Celda 211 se proyectó en el cine Cortés de Barbastro del 18 al 21 de diciembre.

Esta semana nos visitaba la última película -y sin dudas la mejor- del realizador mallorquín Daniel Monzón. Se trata de Celda 211, adaptación homónima de Francisco Perez Gandul, y que ha obtenido magníficos resultados en taquilla con más de 7.500.000 € recaudados hasta el momento. Y es que Monzón nos regala una película solida, valiente y entretenida.

El director ademas es junto a Jorge Guerricaechevarría el responsable del guión, eso sí, asesorados por el propio Pérez Gandul, y realizan un sobresaliente trabajo firmando un sólido libreto que permite al realizador solventar alguna de las pequeñas carencias -que también las hay- de la cinta, pero que en ningún momento resultan palpables.

La película arranca con una eficaz puesta en escena, la visita anodina del funcionario novato y, de pronto, en un vertiginoso giro, es abandonado, comienza el motín y su aventura por sobrevivir entre los peligrosos presos de primer grado, lógicamente ocultando su identidad. El director mantiene con pulso firme el ritmo aumentando la tensión, encaminándose a un trágico final, sin saber aún cuál va a ser este. Va moviendo las piezas, encajándolas, permitiendo que se puedan desarrollar los personajes y envolviéndolo todo en una sensación de realidad tremenda.

Con el tiempo será imposible no recordar la maravillosa composición que nos regala Luis Tosar, uno de los actores mas sólidos del panorama cinematográfico español, que llena la pantalla con cada uno de los planos en que aparece. Utiliza bien todos los recursos, desde ese extraordinario registro de voz, sin olvidar cómo le da todos los matices que necesita el personaje, sus rasgos de humanidad, su lado de brutalidad, la presión del liderazgo… todo lo que realiza Tosar tiene sentido y enriquece a la película. Su compañero Alberto Ammann, no está a su altura, algo que por otra parte no es nada fácil, y sin hacer un papel malo, da la sensación de que podría haber hecho algo más. Un papel difícil y atractivo a la vez, porque es el personaje que más evoluciona y sobre el que se debería vertebrar la película, pero no consigue darle todos los matices que necesita su personaje y, encima, cada vez que aparece con Luis Tosar se queda tan pequeñito… Es su primera película y seguro que no se encontrará muchos papeles como este.

Todos los secundarios están tremendamente bien, el responsable de casting ha realizado un gran trabajo y, apoyados por una gran fotografía, da la sensación en varios momentos que estás viendo un documental.

Les recomiendo su visionado sin reservas. Es una película entretenida, con su fondo de denuncia, con humor negro, con sentimiento, bien realizada por lo que constituye un argumento a favor de la dignidad del cine español. Y no entiendo cómo celda 211 ha perdido la puja para representar a España en la ceremonia de los Oscar. Bueno, sí lo entiendo. Almodóvar es mucho Almodóvar y tiene ese puesto medio reservado.

En fin, vayan a verla y, si no les gusta, muéstrenme sus protestas. Si quieren, claro.

SUSCRIPCION

1 Comentario

  1. Me sobra el exceso de saña del guión contra el personaje realizado por Antonio Resines. El cargar tanto las tintas contra el fascista que interpreta, haciendo estirar el guión en ese punto hasta lo inverosimil, le resta credibilidad a la cinta. Película que, por lo demás, es excelente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here