Miguel Gracia y Maite Bardaji han inaugurado las obras de acondicionamiento del parque municipal de esta localidad ribagorzana, que  estrena nombre en homenaje a quien fuera uno de estos concejales de la provincia: Ramón Espuña, conocido en La Puebla de Castro como Ramonito Nacenta. Al acto, en el que han estado presentes su viuda, hijos y resto de familiares, ha asistido además un centenar de vecinos de este municipio que estrena, gracias a la ayuda de la Diputación de Huesca, un renovado espacio verde con zonas diferenciadas tanto para niños como para personas mayores.

El presidente de la Diputación de Huesca ha puesto en valor la “labor callada todas estas personas en el ejercicio de la política y en defensa de lo común”. “Ramón Espuña fue un ejemplo de esta actitud”, ha dicho Gracia. También Maite Bardaji ha recordado emocionada a quien fuera “un vecino de este pueblo que dedicó su vida a la conservación del medio ambiente y a la defensa del medio rural”. “El Ayuntamiento ha querido que este parque llevara su nombre porque fue un proyecto en el que él creía y trabajó para impulsarlo”, ha añadido.

GOB ARAGON surge

Maite Bardají ha agradecido el respaldo de la Diputación de Huesca para hacer posible la mejora del día a día de los vecinos en La Puebla de Castro, con ejemplos como la inversión en este parque, en las escuelas o en los caminos rurales. “La Diputación de Huesca trabaja para mejorar la calidad de vida de los vecinos en los pueblos; hay debates que cuestionan la existencia de las diputaciones provinciales cuando nuestro objetivo es conseguir la igualdad de oportunidades para quienes quieren vivir en el medio rural”, ha dicho Miguel Gracia.

En este sentido, el presidente de la institución provincial apuesta porque “también desde otras administraciones, como la autonómica, la central o incluso la europea, se defienda el medio rural tanto no sólo por su importancia medioambiental sino también por lo fundamental de que exista presencia humana que ayude a mantener este territorio”.

Tras las palabras de ambos, se ha descubierto la placa que da nombre al parque y se ha entregado a la viuda de Ramón Espuña un ramo de flores, acompañada por el resto de la familia.

Niños y mayores han pasado posteriormente al renovado parque. Se trata de un espacio que llevaba más de 40 años en el mismo estado y desde el Ayuntamiento se solicitó ayuda a la Diputación de Huesca para adaptarlo a las nuevas necesidades. Ahora, este nuevo parque presenta dos zonas diferenciadas: una para los niños, con toboganes, columpios y otro mobiliario de recreo, y otra zona con aparatos para que las personas mayores puedan realizar ejercicios. Una fuente y varios bancos completan este lugar, con  unas vistas privilegiadas hacia todo el Pirineo. La inversión en el parque ha sido de algo más de 35.000 euros y responde a una demanda de los vecinos.

Maite Bardaji ha destacado la colaboración de los vecinos y de las diversas asociaciones culturales, de la tercera edad, de mujeres y otros colectivos como la escuela, que hacen posible el día a día. Este curso escolar hay 29 alumnos en la escuela procedentes de La Puebla de Castro, Ubiergo y Secastilla.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here