El Alcoraz debe conservar el calificativo de fortín. Se trata de una de las frases más repetidas dentro del vestuario de Juan Antonio Anquela, que este fin de semana afronta otro examen en casa en toda regla ante el Girona.

Después de superar por este orden a Almería, Mirandés, Reus y Oviedo en El Alcoraz al Huesca le visita otro de los equipos llamados a luchar por el ascenso directo, como es el Girona. Y la idea del equipo oscense es la de mostrarse tan regular como en estos cuatro precedentes, en los no recibió ni un tanto. Uno de los responsables directos de tan buenos resultados es Sergio Herrera, portero titular de Anquela, que sabe de sobra lo que significa enfrentarse al segundo clasificado de Segunda División. ‘El Girona es un equipo muy difícil de batir. Viene además de una gran dinámica de resultados y tiene muy buenos jugadores’, declaró ante los medios de comunicación en una semana atípica en cuanto a los entrenamientos por las condiciones climatológicas en Aragón.

GOB ARAGON surge

El equipo no descarta luchar por el ascenso

Herrera quitó mérito a sus paradas en esta racha triunfal en casa y destacó, por encima de sus intervenciones, la importancia de la afición en la buena marcha del equipo como local. Para el cancerbero burgalés. es clave que las gradas de El Alcoraz registren una buena entrada y con la ayuda del jugador número 12, el equipo pueda sacar adelante sus compromisos. Lejos de Huesca, el bloque de Anquela es menos fiable, lo que no afecta al optimismo del grupo. De hecho, el cancerbero valoró como positivo el empate de la jornada pasada contra el Rayo Vallecano al tener que afrontar un tramo de la primera mitad y toda la segunda con un hombre menos por la expulsión de Rajko Brezancic.

Aun sin ser tan efectiva a domicilio como en casa, la SD Huesca se mantiene en el pelotón de cabeza tras 15 jornadas. No en vano suya es la última plaza con derecho a disputar el ‘play-off’ de ascenso a LaLiga Santander con 22 puntos, figurando a solo dos puntos de su próximo rival. Ya se habla incluso de convertir lo de luchar por alcanzar la máxima categoría en un objetivo y así lo han dejado caer algunos futbolistas, aunque las cuotas deportivas no tengan al equipo oscense como una de las apuestas favoritas. ‘Qué bonito es luchar por la segunda plaza en el Huesca’, dijo, por ejemplo, Vadillo hace unos días, quien también aclaró que a su juicio el Girona, y no el Levante, es el mejor equipo de la categoría.

El simple hecho de mirar a la parte de la tabla es algo insólito para un club tan modesto, que tuvo que esperar hasta 2008 para dar el primer salto de su historia a la categoría de plata. Algo más de un lustro después de ese primer ascenso, hubo un segundo en 2014, las aspiraciones han cambiado por completo y parece a su alcance mejorar el undécimo puesto de la temporada 2008/2009, su mejor clasificación de siempre en Segunda.

 

 

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here