ESTA HISTORIA VA CONTIGO
dscf0062
Pepe Noguero con los tradicionales telares de El Vivero. Ángel Huguet.

La Asociación Cultural “El Vivero” de Barbastro ha comunicado a los socios y padres de alumnos que cesará la actividad del Taller de artesanía el 31 de mayo de 2017 y por tanto una trayectoria de 37 años iniciada en 1980 cuando un grupo de amigos pusieron en marcha la iniciativa para niños y niñas de 6 a 14 años. La aceptación superó pronto las expectativas y el Taller ubicado en locales de la Parroquia de San Francisco se quedó pequeño.

Balbina Campo y Pepe Noguero han sido “alma mater” como maestros para alumnos de dos generaciones familiares. De hecho, antiguos alumnos matricularon a sus hijos en el Taller que cerrará con 65 niños y niñas aunque llegó hasta cerca de 100 y solicitudes en lista de espera amplia.

vivero-5
Exhibición de los trabajos artesanos en los años 80 en la plaza del Mercado. Ángel Huguet.

La decisión adoptada por la Asociación que preside Felipe Salinas se debe a la falta de recursos para renovar las infraestructuras “es inviable por costos inasumibles para una asociación modesta como la nuestra”. Salinas indica ante el final de trayectoria “hemos cumplido de sobras, han pasado cerca de 4.000 alumnos y alumnas y contribuimos a enseñarles tareas y oficios de artesanía. Además, la relación de actividades y colaboraciones en exposiciones, talleres, ferias y trabajos es amplia. El cese de la actividad está justificado y se ha informado al alcalde y a la Parroquia, propietaria de los locales”.

Balbina y Pepe se refieren a la decisión como “muy dolorosa para nosotros porque hemos dedicado una etapa larga de nuestra vida para disfrutar con la enseñanza de artesanía y pequeños oficios. El trabajo ha sido agradable y con el las muestras de cariño y afecto mostradas por padres y alumnos de dos generaciones. Pesa pero es imposible asumir la continuidad, de ninguna manera”. En casi medio siglo, entre pasado y presente, “han pasado por el Taller un cuarto de la población”.

vivero-13
Escuela taller de El Vivero. Ángel Huguet.

Se refieren también a las actividades paralelas, “demostraciones de artesanía con alumnos en quince localidades, entre ellas Saint Gaudens y Barbastro, asistencia a ferias, exposiciones, colaboraciones, talleres asistenciales para escolares, terapia ocupacional, trabajos especiales y tres libros publicados. Dejamos constancia en la carta enviada a los padres de alumnos”.

La Feria de Artesanía ha sido una de las mejores aportaciones desde que en año 1984 sacaron “el taller a la calle” en la plaza de San Francisco con forja, telar, torno de madera y barro para realizar demostraciones. A partir de entonces, la muestra creció lo suficiente para ampliar a la Plaza del Mercado antes del traslado al Recinto Ferial donde cobró importancia hasta la consideración de “mejor feria de artesanía en Aragón”. Treinta años avalan la gestión cuyo modelo despertó interés en Alquézar (8 años) y colaboraciones puntuales en mercados de artesanía en varias localidades altoaragonesas.

El cierre anunciado del Taller ha sido “de impacto” en el alcalde según explican: “el Ayuntamiento nos ha apoyado siempre que ha sido posible porque El Vivero ha sido algo propio de Barbastro. Creo que se cerrará la única escuela-taller que había en Aragón de estas características”.

p1600773
Felipe, Balbina y Pepe en la fuente del Vivero. Ángel Huguet.

La fabricación de telares por iniciativa de Pepe Noguero que se basó en patrones de su padre, destaca entre las actividades, “ocho están en el Taller y de su futuro no sabemos aún. De momento, los embalaremos para su conservación porque son telares únicos basados en técnicas autóctonas del Somontano. Todos están en perfecto uso pero se quedarán en casa si no hay otra opción mejor. En los pueblos del Somontano hubo telares pero desaparecieron a finales o comienzos de siglo XX”.

Respecto a posibles cesiones, “en su momento planteamos la iniciativa de un museo textil y no cuajó. La verdad es que nadie se ha interesado por los telares y por otra parte, hemos dado pasos para ceder el Taller con criterios de continuidad pero la falta de interés y de sensibilidad son muy evidentes. La propuesta era de donación sin necesidad de mendigar nada ni a nadie. Tal vez sea lo que más nos ha defraudado”.

 

 

TELEFICHAJE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here