La morosidad es un problema que afecta a un importante número de personas y que genera no pocas dudas. Los ficheros de morosos son registros en los que queda constancia de quienes son las personas que han incurrido en algún tipo de impago, y esta información puede tener un importante impacto en el futuro, especialmente a la hora de solicitar un crédito. Lo principal que necesitas saber al respecto de los ficheros de morosos es lo siguiente:

  • Hay diferentes registros, pero los principales son dos, ASNEF y RAI, que suelen ser consultados por las empresas para conocer el nivel de riesgo a la hora de conceder financiación
  • No hay una cantidad mínima por la que se pueda pasar a formar parte de uno de estos registros. Un recibo de suministros impagado puede ser suficiente para que el titular se vea incorporado a uno de estos registros, con los inconvenientes que ello conlleva
  • La inclusión en los ficheros de morosidad inhabilita para la concesión de cualquier crédito. Cualquier persona cuyo nombre figure en ASNEF queda automáticamente excluida del sistema de financiación bancario, pudiendo únicamente obtener dinero de empresas de microcréditos que tengan cierta flexibilidad al respecto, como, por ejemplo, Préstamos ahora
  • La manera más práctica de solventar el problema es pagar la deuda lo antes posible, ya que, de otra manera, las complicaciones serán de carácter permanente. Los nombres que figuran en estos ficheros no son eliminados a no ser que se haya realizado el pago que se reclama.
  • Si tras la realización del pago, el registro no elimina los datos, habrá que dirigirse a ASNEF personalmente para realizar la solicitud. No es necesario contratar a empresas para llevar a cabo este trámite.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here