orangutan superior

Por segunda vez en la plataforma ciudadana Cambiar Barbastro hemos aceptado la invitación del equipo de gobierno del Ayuntamiento para aportar propuestas a los presupuestos de 2017.

La experiencia de los presupuestos de 2016 nos ha servido para aprender el funcionamiento del ayuntamiento y lo complicado que resulta llevar a cabo las propuestas planteadas, unas veces por su dificultad intrínseca otras por la falta de compromiso del equipo de gobierno.

buzón del lector

De las 28 propuestas de 2016 solo se han concretado 10, entre ellas: sonorización de semáforos, placas solares en la piscina cubierta, oficina de a asesoría hipotecaria, reordenación del mercadillo mensual…

También hemos conocido una variedad importante de carencias en temas como la limpieza y recogida de RSU, suministro eléctrico, matadero, seguridad ciudadana, externalizacion de servicios, urbanismo, desarrollo económico, movilidad…

Tras un balance de este tiempo en la política municipal, no estamos satisfechos con lo conseguido. Teniendo en cuenta que solo contamos con un concejal, Ramón Campo, sabemos que queda mucho trabajo por delante, que Barbastro tiene que cambiar mucho más de lo que creemos para ser una ciudad que no tenga que exportar a sus jóvenes, que trate con mimo a sus mayores y que permita que las empresas generen suficiente trabajo y riqueza para sus habitantes.

Este año hemos sido mucho más exigentes en la negociación y no hemos encontrado la respuesta adecuada en el equipo de gobierno a nuestras propuestas, que no son de ninguna manera imposibles de llevar a cabo, que son del todo necesarias para cambiar Barbastro y mejorar la vida de los ciudadanos.

Recogiendo la opinión de muchos barbastrenses, la ciudad está en un estado de bloqueo, no esta funcionando con visión de futuro, estamos simplemente sobreviviendo, haciendo “lo de siempre”. En resumidas cuentas: falta imaginación, y valentía para acometer un cambio real.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here