La plaza del Mercado de Barbastro volverá a jugar este 1 de mayo su función de escaparate de la huerta del Somontano. Lo hará de la mano de la asociación de hortelanos del Alto Aragón que desde hace ocho años han elegido la festiva fiesta del primero de mayo para dar comienzo a la campaña de plantación del tomate rosa de Barbastro.

Unas cuatro mil plantas de esta preciada hortaliza se repartirán gratuitamente entre todos los asistentes, quienes también podrán adquirir más planta comprándola en los puestos de viveristas que engalanarán la plaza. Además de ellos habrá productores agroalimentarios y artesanos llegados de Navarra, La Rioja, Aragón y Cataluña. Esta fiesta, concebida como una jornada de exaltación de la huerta, ha cuajado en los ocho años de historia como lo demuestra que por primera vez se llega a los treinta expositores.

Además para los niños habrá hinchables y reparto de zumos. Las asociaciones de barrios repartirán también tostadas con aceite entre todos los asistentes.

A partir de las 11.00 se repartirá entre el público la planta de tomate rosa que en los primeros días de mayo se plantará para que de su fruto en junio.

La jornada lúdica cuenta con el respaldo del Ayuntamiento de Barbastro y de la asociación de empresarios, colectivos vecinales y empresas.

Con esta celebración se inicia oficialmente la campaña que según la estimaciones de la asociación de hortelanos espera comercializar 1.200.000 kilos de tomate rosa que se distribuirán en mercados del norte de España pero también en otras partes de la geografía nacional de forma más minoritaria. El mercado de Zaragoza sigue siendo el mayor consumidor de tomate rosa de Barbastro, seguido del mercado catalán, navarro, vasco y madrileño.

La asociación trabaja en consolidar estos mercados pero también en la apertura de nuevos como en Galicia, Valencia o Cádiz, donde de momento la presencia de tomate rosa es poco significativa.

El coste del kilo de tomate rosa oscila de entre los 3 euros, que se venden en tiendas minoristas o grandes superficies, a los 9 euros en tiendas especializadas o gourmet. Es en ese ámbito, donde el tomate rosa de Barbastro ha encontrado un hueco significativo, ya que sus condiciones organoléticas y su apreciado sabor lo convierten en un manjar culinario, muy apreciado por la restauración.

La asociación de hortelanos calcula que la comarca del Somontano cuenta con unas 500.000 plantas de tomate rosa de Barbastro y que en la temporada de recolección pueden llegar a trabajar un centenar de jornaleros.

Siete empresas agrícolas son las que generan la mayor producción, seguidas de medio centenar de pequeños productores que abastecen al mercado local y de unos 350 hortelanos que cultivan tomate rosa para autoconsumo.

La cosecha de 1.200.000 kilos prevista para este 2017 es similar a la del año pasado y el doble de la registrada en 2015, cuando las tormentas de agosto la mermaron a 600.000 kilos. “Es un tomate muy delicado dada su pureza. Es difícil calcular su producción porque depende mucho de la climatología. Su rendimiento no es como el tomate hibrido, de ahí su calidad”, explica el gerente de la asociación de hortelanos Esteban Andrés.

Su extraordinarias cualidades lo han hecho merecedor del sello de calidad alimenticio C’ alial. Además el banco de semillas del CITA ha preservado la variedad de tomate rosa de Barbastro.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here