El Pelé. Ronda Somontano.
El obispo emérito Alfonso Milián durante la celebración eucarística. Ángel Huguet.

Los actos religiosos con motivo de la XII Peregrinación Internacional del Pueblo Gitano coinciden con el XX aniversario de la beatificación de Ceferino Jiménez “El Pelé” en Roma (Juan Pablo II, 4 de mayo 1997) y se han celebrado durante el fin de semana entre El Pueyo y Barbastro. Con asistencia limitada de familias gitanas de las provincias de Huesca, Zaragoza y sur de Francia que son habituales.

El Pelé. Ronda Somontano.
El gitano de Barbastro, descendiente de El Pelé, Israel Cortés cantó la saeta. Ángel Huguet.

Alfonso Milián, obispo emérito de Barbastro-Monzón, rezó la oración comunitaria en la iglesia del cementerio en cuya fosa común reposan los restos de Ceferino con los de muchas personas sin identificar. Cerca del lugar donde le fusilaron el 9 de agosto de 1936 con 74 años por defender a la Iglesia. El prelado presidió más tarde la Eucaristía en la iglesia de San Francisco, donde el beato fue feligrés Terciario y tiene la primera capilla dedicada en el mundo con imagen del escultor Juan de Ávalos.

TORNO DE BUERA VERANO 2020

En el transcurso de la Eucaristía administró el sacramento de la confirmación a un joven gitano francés por expreso deseo de la familia y en el ofertorio recibió la bandera de los gitanos, libro sobre la historia del beato, ramo de flores y el relicario del orfebre italiano Armando Fettorini con el rosario de Ceferino Jiménez.

Antes de la despedida, el gitano barbastrense Israel Cortés, vecino de Quicena, cantó la saeta dedicada “al tío Pelé”, que fue íntimo amigo de su padre “El Bomba”. Las saetas con letra propia son habituales cada año por iniciativa de Israel que asistió con su familia. Al final expresó el deseo de “transmitir el agradecimiento de los gitanos de Aragón a quienes nos han acompañado en esta jornada”.

El párroco José María Garanto expresó su satisfacción “por nuestra contribución parroquial para que el beato Ceferino se cada vez más conocido, prueba de ello es que la capilla se ha convertido en lugar de peregrinaje mundial”. El religioso italiano Luigi Peraboni indicó que “la causa de canonización de El Pelé está pendiente de que se reconozca un nuevo milagro del beato gitano” y respecto a la identificación de sus restos, señaló que “el proceso se ha paralizado aunque estamos casi seguros de haber localizado su cráneo entre cinco. De momento, seguirá en la fosa común del cementerio de Barbastro”.

El sábado, el obispo Ángel Pérez bendijo la imagen del beato Ceferino en el exterior de El Pueyo sobre un monolito de granito realizado por el empresario local José María Barón y rosario con piedras del montículo. La imagen tallada en bronce macizo se ha sufragado con la venta de figuras ornamentales del cementerio de Milán legadas por familias gitanas a los religiosos italianos.

DPH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here