RENOVE MARIÑO

Con ilusión, optimismo moderado y la sensación de haber podido llevarse un mejor resultado, mejorando el presente 1 a 1, del enfrentamiento contra la Gramanet. Ese es el sentimiento que tiene el técnico del Atlético Monzón, Moises Gutiérrez, tras analizar ayer el partido de su equipo frente a un histórico y potente equipo de la 2ª B en el partido de ida de octavos de final de Copa Federación. “Para nosotros ha sido un resultado positivo, lo que pasa que analizando el partido podría haber sido mejor. Hicimos una muy buena primera parte y fuimos muy superiores a la Gramanet tanto en juego como en peligro de llegadas al área y ocasiones de gol. Hicimos un buen juego, una buena presión y creo que les sorprendimos. Pero es una pena que nos pitaran en la segunda parte un penalti riguroso, por decirlo bien, y que al final se nos acabara la gasolina. Pero estoy satisfecho con la primera mitad y con el resultado que es positivo para nosotros”, explica Gutiérrez.

Moisés Gutiérrez. Foto JLP.El técnico valoraba el trabajo de sus jugadores que se medían con éxito ante un rival “de mayor entidad que el Atlético Monzón. Llevan dieciséis temporadas en 2ª B, están invictos en su campo y están entre los diez primeros. Todo eso hay que tenerlo en cuenta pero al final son once contra once. Nosotros controlamos bien el partido pero fue una pena que nos pintarán un penalti excesivo, al igual que las dos tarjetas amarillas, y a favor sólo nos pitaron una falta en la segunda parte”.

El 1 a 1 deja muchas opciones favorables al Atlético Monzón para alcanzar los cuartos de final. El partido de vuelta se jugará el miércoles 20 en el Isidro Calderón. Moises confía en hacer valer la condición de fortín el campo rojiblanco, donde no ha perdido en Copa Federación y en Tercera ha cosechado veinte puntos. “Ellos están obligados a marcar en nuestra casa, a llevar la iniciativa y eso puede jugar a favor nuestro. Tenemos posibilidades de disputar una eliminatoria que llega a Monzón muy viva pero que a priori nos favorece. Será importantísimo competir al mismo nivel, un partido interesante para el aficionado e incluso podremos sacar algo en positivo”, señala.

Atlético Monzón. Foto JLP.Sin embargo Moises quiere evitar cualquier euforia y considera que “hay que tener los pies en el suelo. Vamos a jugar un partido contra un equipo de 2ª B que está en muy buena disposición y que lo más normal es que vendrán a Monzón con un equipo muy potente. Nosotros somos un equipo de 3ª con nuestras limitaciones y problemas y hay que tener respeto. Lo que tenemos muy claro es que va a ser un partido muy complicado”.

Pasado este choque ahora Moises ya piensa en el derby del domingo, ante el rival histórico del Monzón, la U.D. Barbastro. “Habrá que prepararlo bien porque se da por hecho de que el Monzón es superior pero éste es un partido en el que la motivación del Barbastro iguala la contienda. Va a ser un partido muy complicado”.

Regularidad en Liga y Copa

Partido de Copa Federación ante el Noja. Foto JLP.A pesar de los problemas extradeportivos que afectan al club en las últimas semanas, lo que está dejando claro el equipo rojiblanco es su gran regularidad en las competiciones en las que está inmerso. En Liga está en los puestos cabeceros, con 40 puntos y en Copa Federación todavía no ha perdido ningún partido de los cinco partidos disputados. “Al equipo no sé le puede pedir nada más porque están compitiendo a un nivel óptimo y es una pena que no se esté entrenando en condiciones porque no es lo mismo entrenar juntos que de forma individual. Hasta que no se entrene de forma conjunta seguiremos sufriendo en los últimos minutos por no tomar el ritmo adecuado. A ver si se resuelven los problemas y todo puede ir para adelante”, apunta Moises.

El hecho de que los jugadores del Atlético Monzón entrenen por su cuenta en lugar de forma colectiva hasta que el club les adeude lo que les debe está pasando factura al rendimiento del equipo, a juicio del técnico. “Estamos sufriendo en los finales de partido. Ya nos pasó con el Valdefierro y también con la Gramanet producto de la falta de entrenamiento colectivo. Es una pena que haciendo un partido con ritmo que no podamos soportar esa intensidad hasta el final porque podríamos decir muchas cosas en los últimos minutos que no decimos”, explica Moises.

Por su parte, el club rojiblanco sigue realizando gestiones para normalizar la situación financiera y sobre todo para abonar los dos meses que se les adeuda a los jugadores. De momento la plantilla sigue entrenando de forma individual hasta que se cobre al menos una de las dos mensualidades que se les adeuda. A este respecto, fuentes de la junta gestora provisional informaban ayer que son optimistas a la hora de encontrar una solución y esperan ver pronto a los jugadores entrenar de forma conjunta en el Isidro Calderón.

DPH SONNAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here