RENOVE MARIÑO
Tomate rosa Barbastro. Ronda Somontano.
Plantación de Tomate Rosa de Barbastro. Ángel Huguet.

La campaña del Tomate Rosa de Barbastro comienza este fin de semana aunque el producto está a la venta en establecimientos con antelación procedente de invernaderos locales, según informa Esteban Andrés, gerente de la Asociación de Hortelanos. Las estimaciones iniciales están entre 1.000.000 y 1.200.000 kilos para distribución entre mercados exteriores (85%) y el resto se destinará a ventas menores y mercados emergentes nuevos. La previsión es de 100 puestos de trabajo temporales.

Los inicios se han anticipado sobre las previsiones de la Asociación, “pendientes de la climatología aunque el cultivo intensivo en invernaderos se realiza cada vez con más asiduidad y garantías de calidad que permiten más avances en la producción. La experiencia es cada mayor desde que se puso en marcha la primera campaña en 2009”. Las plantaciones habituales se realizan entre abril y mayo, “la variable del tiempo marca las pautas con efectos posteriores en la campaña. Hasta ahora se mantienen seis empresas comercializadoras,  60-70 productores locales de pequeñas ventas y casi 350 hortelanos de autoconsumo. El censo actual de la Asociación ronda los 400 hortelanos”.

CAMINO DE SANTIAGO
Tomate Rosa Barbastro. Ronda Somontano.
Esteban Andrés en el centro de recepción de tomate rosa. José Luis Pano.

La demanda de Tomate Rosa de Barbastro aumenta en cada campaña, “la producción entera se podría vender a una sola comercializadora y de hecho ha habido propuestas pero optamos por respetar la fidelidad de los mercados habituales. La demanda se justifica por la calidad del producto”. La producción ha sido de 7.150.000 kilos en ocho años (2009-2016) desde la primera campaña con 200.000 kilos. El 85% de la producción se destinará a los mercados de Zaragoza, Cataluña, Pamplona, San Sebastián y Vitoria; el 15% restante para venta “testimonial” en nuevos mercados en Galicia, Valencia y Cádiz

El registro de la marca nacional, en octubre de 2014, tras la publicación en el Boletín de la Propiedad del Ministerio de Industria, fue un “espaldarazo definitivo” sinónimo de “propiedad intelectual, patente para defender los intereses y la autenticidad del Tomate Rosa frente a la suplantación de calidad y la falsedad detectada en mercados. Los fraudes cada vez son menos, a pequeña escala, porque el consumidor conoce la marca y por otra parte, aumenta cada vez más la diferencia entre el Tomate Rosa de Barbastro y otros productos similares”.

Los análisis de 31 variedades realizados en el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA)  durante un largo proceso desde el año 2015 en  el que participaron la Universidad de Zaragoza, la Asociación de Hortelanos y la Sociedad Cooperativa Limitada de Barbastro han refrendado la calidad excepcional del producto. Las semillas para siembra, catalogadas en el Registro de Variedades Comerciales del Ministerio de Agricultura contribuyen a la expansión del cultivo fuera de la ciudad.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here