Club Montisonense de Montaña. Ronda Somontano.
Un momento de la excursión. CMM.

Este fin de semana un grupo de montañeros del club Montisonense de Montaña nos desplazamos hasta el valle de Chisagüés donde algunos pasamos la noche,  otros llegaron de madrugada del domingo.

Habíamos quedado para ascender el pico de la Munia de 3.133m. de altura.

GOB ARAGON surge

Amanece cubierto de nubes a pesar que la meteo había anunciado una tregua después de las tormentas del sábado. Nos ponemos en marcha poco antes de las 7h. de la mañana, con calma comenzamos el ascenso ya que las primeras rampas se hacen notar en las piernas, vamos cargados con material de alta montaña ya que a buen seguro que más arriba vamos a encontrar nieve.

1er. objetivo,  llegar al collado de las Puertas, sigue cubierto y las nubes han descendido y nos vemos cubiertos por ellas, a pesar de esto la visibilidad no es mala, así que continuamos, dejamos el desvío del pico Robiñera a nuestra derecha.

Continuamos hasta los ibones de la Munia, a partir de aquí por terreno ya nevado vamos progresando hasta la base del collado del mismo nombre,  la subida es muy exigente,  reducimos un poco el ritmo para no llegar demasiado cansados.

La niebla nos sigue acompañando, hacemos un descanso para comer algo rápido, ahora nos queda afrontar la cresta, la roca está algo mojada por la niebla, extremamos las precauciones y con todos los sentidos en alerta vamos ganando metros, por fin llegamos al tan ansiado “pas du chat”  hay montada una cuerda fija lo que nos facilita enormemente la trepada.

Continuamos el tramo que nos queda de cresta hasta la cima, en todo el trayecto hemos estado solos,  llegamos a la cima y seguimos con niebla, lo celebramos con abrazos y besos, no podía ser para menos ya que con este día tan poco propicio nos lo hemos ganado.

Al rato llegan dos chicos franceses que han subido desde el Circo de Troumouse (vertiente francesa)  nos saludamos y nos quedamos un rato para descansar antes de afrontar el descenso,  se ha levantado algo de viento lo que favorece que la roca se seque y nos dé un punto de confianza para bajar con mayor seguridad.

De nuevo en “le pas du chat” valoramos montar un rapel pero todo el mundo prefiere destrepar ayudados de la cuerda fija antes mencionada.  Una vez superado este paso seguimos destrepando pero ya más tranquilos, vamos buscando los mejores pasos y poco a poco y por supuesto disfrutando de este gran pico llegamos al collado de la Munia, otro pequeño descanso para hacer fotos y continuar  hasta los ibones donde es parada obligada para refrescarnos los pies, aquí la niebla ya ha levantado y parece que el sol empieza a hacernos compañía lo cual agradecemos porque ha sido una jornada algo fría.

Felices y contentos por la cima conseguida llegamos a Petramula donde habíamos dejado los coches. Una buena comida y tertulia entre amigos es de lo más reconfortante para terminar una dura jornada.

Varios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here