Tener una casa con jardín es el sueño de muchos que observan en la lejanía desde la ventana de su piso. La frescura, lo ideal para las épocas de calor y la belleza que otorgan al inmueble son algo que despierta el interés hasta del menos interesado por la decoración o las comodidades del hogar.

Los jardines, como decimos, son ese sueño inalcanzable; pero también pueden convertirse en un mal sueño. Requieren muchos cuidados y una atención especial para que conserven un aspecto atractivo y sean cómodos para quienes quieran aprovecharlos. Su cuidado es bastante exigente, pero si sabes bien cómo hacerlo, puedes conseguir buenos resultados sin esforzarte en demasía.

CAMINO DE SANTIAGO

Un poquito de aquí, otro poquito de allá, y más pronto que tarde acabas teniendo un jardín de los que quitan el hipo. En realidad, conseguir algo resultón, bonito y a la vez útil, no es tan complicado. Solo hay que prestar un poco de atención y ser bastante rutinario porque, si te despistas demasiado, las malas hierbas empiezan a crecer, el césped también y el conjunto acaba desluciendo más de la cuenta.

El césped, siempre a ras

¿Sabías que puedes hacerte con un robot cortacésped que se encargue de esta parte completamente solo? Hay nuevos aparatos que ayudan a despreocuparse por completo de esta tarea que tantos paseos requiere. Y si, este paso es fundamental para que todo luzca como merece. Un césped descuidado afea todo el conjunto y, a la vez, refleja dejadez por parte de sus propietarios.

Puede que prefieras un aparato que te quite de preocupaciones, o también que te guste darte una vuelta por tu jardín mientras lo cuidas tú mismo. Si es así, cambia tu cortacésped de toda la vida por un buen cortacésped eléctrico barato. Hay auténticos chollos en el mercado que, además de facilitarte las cosas, van a conseguir que te ahorres un buen dinero tanto en el corto como en el largo plazo.

Utilidad y decoración pueden ir de la mano

El jardín de casa puede ser el lugar perfecto para tomar una buena barbacoa o relajarse con una lectura mientras notas el césped a tus pies. Tienes multitud de muebles y aparatos para decorar tus jardines sin hacer daño y gozar de unas calidades tremendamente buenas. En este sentido, te recomendamos que le eches un ojo a webs especializadas como http://jardinfacil.com/, aconsejan, cuentan pros y contras y te facilitan la compra de multitud de productos.

Cuidado cuando plantes

Si quieres enriquecerlo todo con plantas diferentes o incluso árboles, asegúrate de no plantar demasiado apretado. Deja un buen espacio entre las plantaciones para que las semillas crezcan bien y se desarrollen de forma saludable. Haz hoyos bien grandes y asegúrate de quitar todas las malas hierbas de los alrededores para que no dañen a las plantas.

En el caso de los árboles, recuerda siempre que deben llevar una sujeción para crecer rectos y no desviarse. Si esto ocurre, se acabarán dañando y no crecerán saludablemente.

El regar es fundamental

Jamás te olvides de regar bien todas las plantas de tu jardín. Hazlo a horas en las que el sol no castigue con fuerza, atardeceres o amaneceres son el momento perfecto para ello. Fíjate bien en la distribución y echa más agua en aquellas zonas donde el sol incida durante más horas, y menos donde no dé tanto. Asegúrate de no mojar directamente las flores, las estropea; y siempre intenta no pasarte. Al contrario de lo que se dice por ahí, con el agua es mejor quedarse corto que pasarse.

Jardines abonados

Con abonados no nos referimos a suscritos a ningún servicio. Preocúpate de abonar todas las plantas del jardín cada año. Tienes multitud de variantes a probar, desde orgánicos como el estiércol hasta combinados con algunos minerales para potenciar el enriquecimiento de la plantación. Según los tipos de planta hay abonos que les convienen más o menos, así que también es necesario informarse previamente para no perjudicar su salud.

Ojo con las malas hierbas

Son un invitado incómodo e inevitable, pero posible de erradicar con perseverancia. Las malas hierbas pueden estropear cualquier jardín con una facilidad pasmosa, de ahí que sea tan importante acabar con ellas. Usa mallas antihierbas a la hora de plantar, o incluso recubre el suelo que rodea a las plantas con grava, paja o cortezas de pino para evitar que germinen.

Si logran cuajar y empiezan a crecer, lo más recomendable es que riegues el día antes de comenzar a deshierbar para que el terreno esté húmedo y sea más fácil arrancarlas con tu azada o con tus propias manos. Más recomendable esto último, puesto que las debilita y, a la larga, logra que desaparezcan por completo.

TIENDAS ONLINE

2 Comentarios

  1. Yo recién instalé tepes de césped en mi jardín y algunas partes se están poniendo oscuras. Aún no sé si es por exceso de agua o es que se está secando por falta de riego. ¿sabéis si por exceso de agua el césped se pone color oscuro?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here