Mujer Rural

Hasta la fecha el Atlético de Madrid se ha enfrentado en once ocasiones en la Liga al Barcelona sin lograr nunca ganarle. Con el objetivo de no descolgarse más puntos la ocasión del pasado domingo era doblemente importante pues el Atlético recibía al primer equipo y líder de liga en su nuevo flamante estadio Wanda Metropolitano.

Un Barcelona tranquilo, a cinco puntos de su competidor, con una plantilla estelar y un Diego Messi que no parecía cansado de sus viajes. Al otro lado un Atlético de Madrid cuatro en clasificación e invicto, al igual que el Barcelona, en lo que va de Liga. En resumidas cuentas los pronósticos deportivos auguraban un partido muy disputado e igualado, tal como se pudo ver durante toda la jornada en 888Sport, en donde los colchoneros necesitaban de una victoria para mantenerse en los primeros puestos y la pregunta de si Simeone habría encontrado un plan ofensivo fiable que le dé para complementar su gran virtud, la de ser un sólido en defensa.

FRANCO MOLINA CENTRAL

«La virtud de ellos de no dejarnos contraatacar, pero me voy satisfecho con el primer tiempo, que fue muy bueno» – Simeone

Trepidante fue el primer tiempo donde el ataque fue característica de ambos equipos pero tomando por sorpresa al Barcelona que esperaba encontrar un Atlético dormido en la defensa y no tan despierto. Mención especial la del Ter Stegen en el minuto ocho al evitar el guardameta el potente disparo que Griezmann le envió desde la frontal del área, evitando el 1-0 a favor de los colchoneros. Y otra vez Griezmann un minuto después vuelve a intentarlo aprovechando un despiste de Iniesta capturando el balón Correa quien se lo pasa pero Ter Stegen vuelve a parar.

Impresionante primer tiempo donde ambos equipos parecían no conocer el descanso. El primer gol, por fin, llega de mano del jugador rojiblanco Saúl con un zarpazo con la derecha desde la frontal del área y ajustando el balón al la izquierda del palo que no pudo evitar Stengen logrando el 1-0 deseado. El Atlético de Madrid estaba ahí para ganar, respondiendo a las preguntas de la afición.

Finaliza el primer tiempo con un Messi muy presionado en defensa que no tuvo muchas oportunidades de golear a pesar de su juego espectacular.

Llegado el segundo tiempo el Barcelona cambia su estrategia logrando su primer gol en el minuto 81 de la mano de Suárez quien remata de cabeza un impecable pase al centro de Sergi Roberto desde el centro del campo. Con una defensa rota el Atlético se lanzó a ofrecer su juego más enérgico para evitar un segundo gol que no llegó a pesar de las numerosas oportunidades y el momento de “terror” en el minuto 93 cuando se produce una falta favorable al Barça de Griezmann en la frontal poniendo la última oportunidad de victoria en las botas de Messi en el peor momento que hizo que los jugadores del Atlético se echan las manos a la cara temiendose lo peor.

Finalizado el encuentro ambos equipos pueden estar orgullosos del gran juego ofrecido. Sin embargo para el Atlético sigue la asignatura pendiente de vencer al Barcelona. Quizá en próxima ocasión, el futuro no está escrito todavía.

 

 

NAVIDAD GOB ARAGON mitad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here