ESTA HISTORIA VA CONTIGO

El obispo de Tortosa y administrador apostólico de Lleida, Xavier Salinas, ha exigido a la asociación Amics del Museu de Lleida que retire la demanda civil presentada hace tres semanas para que esta jurisdicción determine la propiedad del centenar de obras de arte religioso que el Tribunal de la Rota Romana ha ordenado devolver al obispado de Barbastro-Monzón.

Una docena de las piezas en disputa se exhiben en el nuevo Museo de Lleida, inaugurado a finales de 2007, y todas ellas están incluidas desde 1999 en el catálogo del Patrimonio Artístico Nacional de Cataluña, por lo que no pueden ser trasladadas sin la autorización de la Generalitat.

Salinas, por medio de un burofax enviado desde Zaragoza, desautoriza a Amics del Museu de Lleida, a pesar de no ser una entidad religiosa, y les advierte de que el Obispado no ha autorizado a nadie para actuar en su nombre. Por ese motivo, añade el prelado, la entidad no cuenta con su autorización para “ejercitar acciones legales en relación con dichos bienes, que tienen su legítimo propietario”, porque es algo que no está permitido por el Código de Derecho Canónico vigente. “Expresamente le requiero para que cese en cualquier tipo de actuación o acción judicial”, añade. El Juzgado de Instrucción número 4 de Lleida, encargado de examinar la demanda, ha emplazado al Obispado para que presente alegaciones en el plazo de 20 días.

La advertencia de Salinas ha causado sorpresa en Amics del Museu, ya que la entidad considera que el obispo no tiene ninguna potestad sobre ella al tratarse de una asociación civil que no necesita ninguna autorización del administrador interino para presentar una demanda que atañe directamente al Obispado de Lleida. La presidenta Núria Oliva ha instado a Salinas a recurrir contra el último decreto del Tribunal de la Rota y a no dar por agotada la vía eclesiástica para defender la titularidad de las obras en disputa.

El Ayuntamiento de Lleida, gobernado por el Partit dels Socialistes (PSC), aprobó ayer por unanimidad de todos los grupos una moción presentada por Convergència i Unió (CiU) y el PP en defensa de la unidad museística de las colecciones del museo leridano. El martes está prevista una reunión del consorcio institucional del Museo de Lleida, donde Salinas podría solicitar permiso a sus miembros (Generalitat, Obispado, Ayuntamiento, Diputación y Consejo Comarcal del Segrià) para entregar las obras a Barbastro-Monzón en cumplimiento de la orden del Vaticano.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here