RENOVE MARIÑO

Los conductores que ayer se disponían a tomar la carretera A-1226, que une las poblaciones de Barbastro y Berbegal, tuvieron que dar media vuelta y tomar alguno de los itinerarios alternativos. Tras la rotonda que ordena el tráfico con destino a la capital del Somontano y hacia el Hospital de Barbastro se alza desde ayer una barrera que corta esta carretera comarcal que conecta con los municipios de Peralta, Berbegal e Ilche. Un cartel y un operario junto a la rotonda de acceso al colegio San Vicente Paúl y al Hospital de Barbastro advertían a los conductores que tomaran otros itinerarios. “Han venido muchos coches y los mando por Castejón del Puente o por el polígono para ir a Berbegal”, afirmaba.

Carretera cortada de Barbastro a Berbegal.Y es que a pesar de que el Gobierno de Aragón anunció el lunes de forma oficial del corte de la carretera A – 1226 por motivos de la ejecución de las obras “Variante de Barbastro” -actuación englobada en las obras de la autovía A 22 Huesca – Lérida, que está ejecutando el Ministerio de Fomento-, los conductores que tomaban esta vía desde la ciudad del Vero tuvieron que tomar los tres recorridos alternativos: la N – 240 con dirección a Peraltilla para acceder por San Román, los caminos de fincas desde Castejón del Puente, o tomar dirección a Monzón y desviarse en Selgua para seguir a través de Ilche.

El corte afecta desde el término municipal de Barbastro hasta Fornillos, por donde se conectará una de las tres entradas de la autovía a Barbastro. La carretera permanecerá cortada hasta el 15 de junio.

Un operario avisa de los desvíos.Los despistes fueron menores por parte de los núcleos del sur del Somontano cuyos ayuntamientos ya eran conocedores desde la pasada semana del corte del tramo, este sí con previo aviso, no como el ocurrido hace unos días y que provocó las quejas de los conductores que a diario circulan por una de las zonas más pobladas de la comarca.

Tanto los vecinos de Peralta de Alcofea como de Berbegal, las dos poblaciones con mayor población del Sur del Somontano, se mostraban ayer resignados por los rodeos que tienen que tomar para desplazarse hasta Barbastro. Algunos mostraban su incomodidad “por el gasto de tiempo y gasolina” aunque al final reconocían que “si es por la mejora de la carretera te aguantas y sales un poco antes de casa”, explicaba Julia, trabajadora de un bar restaurante en Berbegal.

José Luis, funcionario del Ayuntamiento de Peralta de Alcofea y vecino de Barbastro, justificaba toda incomodidad por el resultado de las obras. “Yo he tomado la N – 240 y me he desviado por San Román. He tardado 10 minutos más pero hay que tener en cuenta que este trastorno será hasta que nos adaptemos al nuevo itinerario y calculemos el tiempo. Además muchos de los que trabajamos en Peralta deseábamos con ansiedad que estas obras se emprendieras y que esta carretera se arreglara. Como es un deseo tan anhelado estamos encantados de que las obras se hagan cuanto antes. Por lo general la gente asume este trastorno aunque también hay gente que se queja y hubiera preferido cortes interrumpidos. Pero tal y como se ha planteado el corte las obras se podrán realizar en un plazo no excesivamente largo”, apuntaba.

El alcalde de Berbegal, Miguel Ángel Puyuelo, señalaba que los vecinos “comprendemos” este corte, pedía aceleración en las obras y el cumplimiento de los plazos y recordaba que queda por ejecutar “el tramo más peligroso entre Fornillos y la salida de la autovía”.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here