ciudadanos

“Europa deja mucho que desear en el cumplimiento de sus obligaciones con los refugiados y en España creo que tampoco nos hemos comportado nada bien. Las migraciones son una oportunidad para los que llegan y para el lugar donde se les recibe” según Rosa María Calaf, periodista de larga trayectoria profesional con 25 años de corresponsal en RTVE, más de 30 galardones recibidos y 178 países visitados por motivos de trabajo. En su ponencia se refirió al papel de los medios de comunicación y redes sociales en las I Jornadas sobre migraciones y refugiados, organizadas por Fundación “Ramón J. Sender”, Centro de la UNED y Centro de Estudios y Recursos de Memorias de las Migraciones.

Rosa María Calaf_RondaSomontano.
Rosa María Calaf en su intervención. Ángel Huguet.

“Los tratamientos en general son muy deficientes, muchas veces por ignorancia, prisas e indiferencia y en otras con clara intencionalidad con una información sesgada que presenta, casi siempre, al migrante como una amenaza en el uso del lenguaje dirigido que manipulan las ideas y cambian el sentido de las palabras”, según manifestó en declaraciones. En este tema “se transmiten, con exceso, ideas de caos, peligro, descontrol y por tanto, creo que es importante explicar estas situaciones a través de Jornadas  y hacer cuanto sea posible para formar a los periodistas en el tratamiento de estos temas y cómo contarlos”.

GOB ARAGON surge

Respecto a la situación en España que está entre los países de la UE que menos refugiados acogen con 30.000 solicitudes y al mismo tiempo, donde más aumentan las peticiones, “no es un hecho fácil, hay que pensar que estas personas son víctimas y también sujetos de derecho. Por tanto no se puede pasar por encima ni utilizarlos, casi, como decorado en las luchas por intereses entre países. En el caso concreto de España creo que no nos hemos comportado nada bien y tampoco somos los únicos. En realidad, Europa deja mucho que desear en el cumplimiento de obligaciones y  derechos”.

RosaMaríaCalaf_RondaSomontano.
Rosa María Calaf. Ángel Huguet.

En su opinión, “la actitud oficial debería cambiar y también la personal de mucha gente porque tenemos el enorme riesgo de que se instalen del todo el lenguaje del odio y la tendencia xenofóbica para culpar al exterior de todos los males y eso es injusto”. En tantos años de experiencia en diferentes países, ha vivido muchas experiencias relacionadas con procesos migratorios, “la responsabilidad de los medios para visibilizar estas situaciones es absoluta y total. Las redes sociales hacen mucho en favor de eso si se utilizan como instrumento de comprensión. En cambio, si no se usan bien se convierten en instalación de la mentira y propagación de errores”.

En este aspecto, “he vivido muchísimos procesos y cuando se habla de crisis de los refugiados es como si fueran los primeros cuando en el mundo hay más de 60 millones, entre ellos multitud de migrantes políticos, económicos y con estatus de refugiados, entre otros. Hace tres años comenzaron a llegar a Europa pero es un porcentaje ínfimo respecto a los que se mueren por el mundo y en países limítrofes a los que huyen desde los propios. Es un tema que conviene explicar muy bien”.

En su opinión, “para contarlo hay que estar bien informado, no se puede funcionar a golpe de impacto ni buscar el morbo por encima del interés de las personas. La función del periodista consiste en darle al ciudadano conocimiento riguroso, independiente, plural y veraz sobre el tema. En esto debemos ser extremadamente cuidadosos porque tenemos en nuestras manos un bien muy frágil pero imprescindible para construir una sociedad democrática”.

 

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here