El Ayuntamiento de Monzón ha instalado en el parque de la Azucarera, entre el anfiteatro Labordeta y el Espacio Joven, un balancín adaptado para los usuarios de sillas de ruedas. El alcalde, Álvaro Burrell, ha presentado la instalación a los medios de comunicación y ha comprobado su funcionamiento con Rocío y su padre, que se han prestado amablemente a participar en el acto.

La inversión ha rondado los 9.000 euros. Burrell ha indicado que el uso, restringido a personas con algún tipo de discapacidad y muy recomendado para quienes van en silla de ruedas, se rige por las reglas del sentido común. Dada la envergadura de la estructura, no debe haber niños en el recinto cuando el balancín esté oscilando. El usuario puede balancearse él mismo tirado de unas correas.

El alcalde ha añadido que la iniciativa se enmarca en el programa de políticas sociales y apoyo al mundo de la discapacidad, y ha dejado abierta la posibilidad de instalar un segundo columpio en otro parque.

TELEFICHAJE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here