Varios
Muros del antiguo convento. Ángel Huguet.

Las catas arqueológicas que se realizan en el solar donde estuvo el cementerio anexo al convento de los Trinitarios (1560-1846) en Barbastro han dejado al descubierto parte de un muro de piedra muy consistente y varias estructuras próximas que podrían ser del siglo XVI  aunque la datación está pendiente del estudio definitivo y del informe de los arqueólogos Antonio Alagón y Francisco Pérez que dirigen los trabajos previos al inicio de las obras en el tramo de la carretera de Salas en la A-1232.

Las estructuras halladas en diferentes capas y niveles del terreno podrían tener relación directa con el antiguo convento de San Cosme y San Damián de los religiosos Trinitarios que estuvo en las proximidades de la ermita de Loreto en la actual calle Virgen del Plano. Así lo constató el historiador local Santos Lalueza. De momento, los arqueólogos no se manifestaron con toda certeza, y en el mismo espacio ha aparecido parte de una canalización en piedra obturada con drenaje.

DPH
Uno de los sillares al descubierto. Ángel Huguet.

En todo caso, son los primeros vestigios localizados que tienen relación directa con el convento y el cementerio de la orden religiosa de Trinitarios calzados, en las proximidades de las Capuchinas. Es menos sorprendente la localización de restos humanos, y se han localizado varias cías en terrenos próximos a la necrópolis en diferentes cotas métricas.

Las fuentes consultadas sobre estos hallazgos valoraron la posibilidad de que, por primera vez, salgan restos de la antigua iglesia dedicada a san Cosme y san Damián, vinculada al convento de los Trinitarios de la que se tienen pocas noticias. Las tareas continuarán en toda la franja del terreno donde se aprecian restos óseos de enterramientos, visibles desde el puente de las Capuchinas.

Restos óseos. Ángel Huguet.

Del antiguo convento de los Trinitarios hay constancia por diferentes autores, entre ellos Saturnino López Novoa, en la Historia de Barbastro (1861) y el capuchino fray Ramón de Huesca (1797) a quien cita Jesús Abizanda en su reciente libro sobre el convento “que era grande y tenía capacidad para30 religiosos” según constató Santos Lalueza.

Las obras en este tramo de la carretera de Salas que incluye la construcción de un muro de 85 metros forman parte del proyecto de acondicionamiento de viales de entrada desde la N-240 Tarragona-San Sebastián por la avenida Ejército Español que se ejecutan por convenio entre el Gobierno de Aragón (60%) y el Ayuntamiento (40%).

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here