El PAR de Monzón se mostraba aliviado y satisfecho por los trabajos de desmontaje que se han realizado durante esta semana a la hora de quitar la crúa que hasta ahora se encontraba encarnada al Castillo de Monzón, la cual, presumiblemente, además de aprovecharse para algún trabajo menor, pretendía ser palanca principal para quitar la figura del Sagrado Corazón de Jesús del Castillo.

En el día de ayer los Concejales en Ayuntamiento de Monzón, Jesús Guerrero y Javier Vilarrubí, acudían al Castillo Templario de Monzón para presenciar “in situ” las labores de desmontaje de la Grúa por parte de los operarios. Ante el desmontaje de la Grúa,  los ediles del PAR se congratulaban de ser parte activa para evitar todo ello por “el alto coste económico y emocional” que tal acción iba a tener para los Monzoneros “con independencia de si son  creyentes o no”, manifestaban ambos.

NAVIDAD GOB ARAGON mitad

En esa línea, los concejales paristas se congratulaban de que el desmontaje de la grúa del Castillo eliminaba la posibilidad de quitar la figura del “Cristo de Monzón” por parte del Ayuntamiento, con lo cual, por un lado se ha evitado el coste de unos 300.000 euros a las arcas de todos los vecinos y por otro no se crea fractura social de forma inútil enfrentando a los vecinos en base al Aragón y la España de blanco y negro, afirmaba Jesús Guerrero, concejal del PAR de Monzón.

Del mismo modo el edil montisonense se mostraba satisfecho a la hora de pasar página “a uno de los capítulos más tristes de la historia de Monzón” a la par que lamentaba la actitud del equipo de Gobierno municipal “a la hora de buscar irresponsablemente dividir a los vecinos en un bando u otro de forma arcaica y lamentable, cuando los principales retos deberían ser potenciar las políticas activas de Empleo en nuestra ciudad”, declaraba Guerrero el cual manifestaba preocupado que “Monzón tiene un tono cada vez más gris y darle color debería ser la prioridad de un Ayuntamiento que ha fracasado en el cometido de atraer empresas que puedan fijar y crear trabajo en nuestra ciudad”.

Por otro lado Javier Vilarrubí, observando como quitaban la grúa del Castillo al pie de la misma junto con Guerrero, se mostraba feliz durante la fase de desmontaje pero manifestaba que el PAR va a pedir conocer detalladamente en el próximo pleno “el coste económico que ha tenido para los bolsillos de los montisonenses la instalación de una grúa de casi 50 metros en el Castillo de Monzón durante dos años así como conocer detalladamente las tareas que se han realizado con una grúa que no ha hecho más que crear malestar entre la gente por el fin oculto que el equipo de Gobierno PSOE – Cambiar Monzón tenía con la instalación de la misma”, declaraba.

Por último el Concejal del PAR lamentaba el posible alto coste que la instalación de la misma ha podido tener para los montisonenses “no sólo a nivel económico sino emocional, lo cual no ha servido más que para fracturar la sociedad montisonenses sin necesidad.  Las prioridades para Monzón deben ser otras”, concluía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here