La pequeña localidad de Coscojuela de Fantova, perteneciente al término municipal de El Grado está sufriendo las consecuencias de ser “pequeña y rural”, encontrándose incomunicada a través del teléfono desde el pasado verano.

Los poco más de veinte vecinos de esta localidad ven impotentes como sus líneas de teléfono están inactivas desde el mes de agosto, con los problemas que ello supone para una población en su mayoría mayor, con problemas de salud, para los que el disponer de comunicación con el exterior se convierte en una necesidad básica y más si se tiene en cuenta que la cobertura de los teléfonos móviles es también deficitaria.

NAVIDAD GOB ARAGON mitad

Las llamadas de reclamación a Telefónica se han sucedido sin que la empresa haya solucionado los problemas que afectan a la totalidad de los usuarios del pueblo.

Se han realizado algunos arreglos puntuales pero, a las pocas horas de irse los técnicos los teléfonos vuelven a fallar. En unos la señal de línea ocupada es continua, en otros, las también continuas interferencias hacen imposible cualquier comunicación.

La indefensión de los vecinos es total, son conscientes que el arreglo no debe ser “rentable” para la empresa y de cómo una vez más su empeño en vivir en una población pequeña se ve amenazado por la falta de apoyo y los obstáculos de las grandes empresas.

Tampoco el consistorio gradense ha conseguido que la empresa responda a las peticiones de los vecinos y se suceden las llamadas a los distintos números de “atención al cliente” que prometen una solución que tarda demasiado en llegar.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here