El festival se acerca cada vez más y nosotros seguimos contando las Historias de Gente Polifónica, en esta ocasión volvemos a la  capital de nuestra región, Zaragoza.

Beatriz y Cristina. Zaragoza

Beatriz y Cristina son de Zaragoza y por tercer año consecutivo, repiten en el Polifonik Sound, no en vano es la cita anual obligada para un grupo de amigas que proceden de varias ciudades.

¿Por qué Barbastro? ¿Por qué elegisteis el Polifonik Sound entre la gran cantidad de festivales que se desarrollan cada fin de semana de verano en nuestro país?

Beatriz: Una de mis mejores amigas de la Universidad es de Barbastro. Ella, conociendo mi afición por este tipo de música, me comentó hace un tiempo que no podía perderme el Polifonik, así que, con ocasión del décimo aniversario del festival, convencí a mi hermana y decidimos venir a la edición del 2017.

El festival tenía un buen cartel y lo teníamos cerca de casa, la única respuesta posible era un SI QUIERO y desde entonces hemos repetido cada año.

Cristina: ¡5 minutos tardó en convencerme!, ese verano incluimos el Polifonik en nuestra lista festivalera.

¿Conocíais la zona antes de venir al festival?

Sí, la conocíamos. Hemos estado en varias ocasiones.

Beatriz: La primera vez que vine fue en el año 97, estuve una semana de vacaciones y mi amiga me preparó una ruta por la comarca del Somontano y la de Ribagorza. Era verano y muchos pueblos estaban en fiestas. Conocí Barbastro, Graus, Roda de Isábena, Estada y Estadilla y recuerdo que nos bañamos en las pozas de la zona.

Cristina: Estudié la carrera en Huesca y tenía amigas de Binéfar. Posteriormente hemos venido las dos juntas con amigos de casa rural y visitado Alquezar y alrededores.

Beatriz y Cristina con Jess Senra de Sidonie (Foto: Beatriz)
Beatriz y Cristina con Jess Senra de Sidonie (Foto: Beatriz)

¿Qué os hace repetir cada año?

Todo: los amigos, las risas, el cartel y la posibilidad de ver de cerca a tus grupos favoritos. En definitiva, el buen ambiente que se respira tanto dentro como fuera del Festival.

Cristina: Soy muy fan del vermut + sesión Dj’s del sábado al mediodía. No solo las noches del festival te atrapan, el día es inmejorable.

Beatriz: Si el día es genial y más si lo completas con un buen almuerzo y un chapuzón en la piscina municipal.

 

De todas las ediciones a las que habéis asistidos, ¿cuál es el concierto que recuerdas con más cariño o entusiasmo?

Disfrutamos mucho de Sidonie en la edición del 2017, los habíamos visto en otros festivales y nunca defraudan, pero en esta ocasión vinimos especialmente preparadas con nuestro propio merchandising y cartelería incluida.

Beatriz: Otro concierto que me sorprendió muy gratamente fue el de Mi capitán en la edición del 2018.

Cristina: A mí me encantó el directo de Grises y los bailes con La Casa Azul.

¿Tienes alguna anécdota que te apetezca compartir con nosotros?

Anécdotas si, unas cuantas, pero lo que sucede en el Polifonik se queda en el Polifonik. Este año el reto es cortarle el flequillo a “Lannister” y hasta aquí podemos leer.

Venid y descubrirlo.

 Por último, ¿qué le diríais a alguien que nunca ha estado antes en el Polifonik Sound para que este año no se lo pierda?

Que no se lo piensen, que vengan a disfrutarlo. Hablamos de un festival con un buen cartel, precio y organización.

También les diríamos que esta zona merece mucho la pena por sus paisajes, sus pueblos con encanto y gastronomía.

Otras historias de Gente Polifónika:

Colectivo de Raro Propósito. Barcelona-Cádiz-Vigo

Dani. Huesca

Marta, Fran, Guille y los demás. Zaragoza

XavitoDevito. Lleida

Ana y Antonio. Madrid

Peio y sus amigos. Tarragona

Isa y Julián. Pamplona

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here