Erase una vez un chico llamado Rafa que trabajaba como socorrista en una piscina. A la puerta principal de la piscina llego una chica muy guapa.

La chica se sentó en el bordillo de la piscina, Rafa no podía dejar de mirarla. De repente un gamberro la tiro a la piscina por sorpresa y Rafa reaccionó con rapidez tirando un flotador salvavidas. Pero como si el flotador tuviera vida propia reboto en el agua y le dio a una anciana que estaba haciendo aquagym en la piscina. A esta del susto se le salió la dentadura postiza y cayo al agua.

CAMINO DE SANTIAGO

Un niño pequeño que estaba buceando en la piscina se encontró con la dentadura, la cogió con miedo de que no le mordiera y la lanzo hacia arriba. Justo en ese momento Rafa se lanzaba a la piscina para socorrer a la chica, con tan mala suerte que la dentadura se le quedo agarrada de un mordisco al bañador.

Cuando llego junto a la chica , ella que ya se había recuperado del chapuzón amablemente le saco la dentadura de la parte posterior del bañador. Sus miradas se cruzaron y cuando estaban a punto de besarse, la anciana se acerco  y les dijo “ me defuelfes la dentaduda, po favo”.

 

 

DPH BECAS ARTÍSTICAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here