monzón 2

El viernes día 20 y en el acogedor recinto de la cafetería del centro de la UNED de nuestra ciudad, tuvo lugar, a las 19’30 horas, el primero de los actos programados por Foro B21 dentro del ciclo denominado “ un café con tu concejal “, que permitirá a la ciudadanía escuchar de viva voz y formular las preguntas que procedan a los sucesivos ediles que irán pasando por las charlas programadas para futuros meses. El viernes le tocó al superconcejal de la Corporación encarnado en la figura del alcalde Fernando Torres. El acto colgó el cartel de lleno completo, el aforo es limitado, y unas cuarenta personas asistimos a un encuentro sabia y amenamente conducido por la periodista barbastrense Ángela Cortina que actualmente desempeña su labor profesional en el programa Aquí la Tierra de la primera cadena de TVE.

La iniciativa del Foro B21 registró un lleno de público. Ronda Somontano.

A pesar de la notoriedad del evento sorprendió desagradablemente la ausencia de algunos concejales que conforman la Corporación municipal que, si en el caso de los que integran el equipo de gobierno es comprensible por el trato habitual con el alcalde, no lo es en el resto de partidos políticos que están en la oposición, alguno con concejales de sobra para haber mandado una representación por una mera cuestión de cortesía y de recogida de información sobre el terreno. Una cuestión práctica. Pues ni eso. Luego no debe sorprender la baja estima que el ciudadano de a pie pueda tener de una mediocre clase política local. Sí que asistió algún consejero del equipo de gobierno comarcal y algún alcalde, también comarcal, del mismo partido político que el alcalde Torres.

varios

Una vez acomodado casi todo el mundo y con un ligero retraso arrancó la charla que con formato de entrevista vehiculó la periodista Cortina. El alcalde fue contestando con claridad y transparencia a una batería de preguntas que abarcaron desde el ámbito de lo personal, como hombre recién llegado al mundo de la política, hasta el lógico de la gestión municipal diaria y su nueva perspectiva adquirida de lo que es el sector público de la Administración y su incidencia en la transformación de la ciudad. Desde su sorpresa por la escasez de medios, de recursos humanos, sobre todo en comparación con poblaciones similares como Monzón y Fraga, en la plantilla municipal, pasando por la disciplina financiera de obligado cumplimiento como herencia recibida del anterior equipo de gobierno municipal causada por la ruptura de los límites de gasto presupuestarios debidamente normativizados, hasta la necesaria y lógica colaboración de buena vecindad comarcal y local que vertebra el área económica del eje Barbastro-Monzón-Binéfar, sin perder de vista a Fraga, la mitad oriental de la provincia, el alcalde fue desgranando una serie de cuestiones sin rehuir nunca una respuesta por compleja y generalista que fuera la pregunta. Al final de esta entrevista quedó la sensación de que el equipo de gobierno de la plaza de la Constitución ha entrado con nuevos bríos y aires regeneradores, con ilusión, pero consciente de que la tarea que tiene por delante les va a exigir mucho esfuerzo y dedicación.

Siguiendo el guión previsto, en una segunda fase, se dio paso al turno de preguntas formuladas tanto por correo electrónico en ausencia física de sus emisores como de las personas que asistimos presencialmente en la sala. Las preguntas versaron sobre muy variados temas candentes en la ciudad. Sobre grandes proyectos – ¿ Le hubiera dado el Ayuntamiento de Barbastro el visto bueno a un proyecto de gran matadero como Litera Meat? – Sí pero con reticencias – ¿Qué pasa con la estación de autobuses? – Hay ya una propuesta hecha por el PP local de ubicarla en el antiguo parking de las escuelas nacionales de La Merced ( proyecto por cierto muy polémico y controvertido entre la ciudadanía ) etc…..Bien, fueron muchas y casi todas de buen nivel. Donde sí demostró nuestro alcalde un amplio dominio del tema fue en el capítulo de deportes, nada extraño por otra parte. Casi hora y media después de su apertura concluyó el acto. Un buen inicio de ciclo.

Dicho todo esto y para acabar ¿qué conclusión puede extraerse de lo enunciado por el alcalde y a qué expectativas conduce? Se va a mejorar en la gestión del día a día, en los ratios de eficiencia, calidad, en la exigencia de responsabilidad profesional, en las buenas prácticas laborales, en la receptividad hacia la ciudadanía….pero todo esto va a llevar su tiempo y no hay una varita mágica que solucione problemas de hoy para mañana. Vale, está claro. Pero, más allá de la cotidianeidad y el cortoplacismo ¿qué futuro nos espera? ¿cómo será el Barbastro de los próximos diez-quince años en estos tiempos de Españas vacías y vaciadas aquejadas de gravísimos desequilibrios territoriales? ¿Seguiremos estando aquí más y mejor o habremos tenido que hacer la maleta? Y aquí pinchamos en hueso. El alcalde Torres no entró en grandes temas quizás porque, de momento, el surmenage de lo nuevo se lo ha impedido o porque – esto sería lo más grave e imperdonable – no está en su cabeza, ni en las de sus colegas de gobierno ni siquiera en las de la agrupación local del partido político al que representa.

Los grandes y definitivos temas: la conexión de Barbastro a la red española de alta velocidad ferroviaria en Lérida con la recuperación del ferrocarril en nuestra ciudad, la implementación de una agencia de desarrollo local profesionalizada, la construcción de un puente sobre el Cinca a la altura de La Boquera (se lo pidió ya el Ayuntamiento de Barbastro a Miguel Primo de Rivera ) que mejore la conectividad con el Cinca Medio y Monzón, la habilitación completa del campo de vuelo municipal incluso como aeródromo si procede, la puesta en marcha, urgente, de una agenda catalana que permita atraer empresas y proyectos de nuestra comunidad vecina dada la mala visibilidad jurídica y económica imperante por aquellas tierras manteniendo, a su vez y como debe ser, la tradicional y amistosa buena relación que no debe quebrarse por cuestiones ajenas a las auténticas y reales necesidades del ciudadano de a pie aquí y allí, la recepción del polígono industrial Valle del Cinca y la reindustrialización del tejido económico local, la adquisición de grandes reservas de suelo clasificadas de secano y en muy pocas manos privadas a las puertas de Barbastro para usos logísticos, agroalimentarios, de economía digital,etc… La puesta en marcha de una política municipal de vivienda destinada a conseguir que en Barbastro, en propiedad o alquiler, el coste de residir aquí sea razonable y asequible para rentas bajas y jóvenes ( que también viene a ser lo mismo ). En fin, se puede seguir identificando más temas pero como botón de muestra los expuestos ya son suficientes.

Estuvo bien, pero no es suficiente. Hay que cambiar el marco mental y activar un cronograma, poner en marcha el reloj, subirse, ¡Ahyyy! … otra vez al tren de la historia que nunca se debió perder, pasar de ser un pueblo grande a una ciudad, tener una legítima ambición, liderazgo, valiosas relaciones personales e institucionales, cosas tan importantes y sencillas de entender de las que nos hablaron Joaquín Abós, Eduardo Foncillas, en nuestra misma casa y en este año que termina. A ver si el próximo aparte de ser nuevo y bueno es el del gran salto adelante.

 

 

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here