¿Compasión, o con pasión? Ambas resultan imprescindibles para llevar a buen puerto una producción colosal como esta, en la que cientos de actores voluntarios se entregan por completo a la representación escénica.

La pasión es el ingrediente fundamental en cualquier disciplina artística que nos hace perseverar, más allá de la lógica o el interés económico, para conseguir crear contenidos y comunicarlos al público en cualquier formato.

CAMINO DE SANTIAGO

La muestra “habla” sobre pasión, pero en este caso de la pasión humana y terrenal de los actores que componen el variopinto reparto de esta representación teatral acerca de la otra pasión, la de Jesucristo, que se ha ganado un merecido renombre entre las representaciones de todo el país.

La compasión, necesaria para ver al otro como un igual y conmoverse con sus sentimientos y vivencias, lejos de actitudes individualistas. Todos a una, juntos, actores, tramoyistas, familiares y fotógrafo han dado forma a esta muestra, que es, en esencia, una recopilación de momentos seleccionados por su calidez, su espíritu, su singularidad o su iconografía y que trasladan al espectador detrás del telón. Lo convierten en un explorador que se adentra en los más oscuros rincones del Teatro Salesiano de Huesca, y de ahí mismo es de donde el fotógrafo tuvo que templar el pulso, contener la respiración y esmerarse para traer hasta el Museo Diocesano Barbastro-Monzón estas insólitas fotografías.

Un recopilatorio de instantes y sentimientos fugaces, que muestran con atípica naturalidad sobre las tablas de un escenario, el verdadero rostro de los actores. Sin interpretación teatral en la mayoría de los casos, en una sucesión de imágenes donde los sentimientos son protagonistas.

Entre bambalinas, en los vestuarios, bajo el escenario, en los polvorientos almacenes, donde los técnicos “cocinan” el atrezo entre viejos olivos, sugerentes estatuas, grandes cruces de madera, la misma tumba de Jesús o algunas sorpresas más.

Teatro, devoción y las fotografías de Oscar Catalán en un cóctel embriagador en el que se mezclan a partes iguales lo divino y lo humano. Pasión por La Pasión.

La exposición podrá visitarse en la sala de temporales del Museo Diocesano Barbastro-Monzón, desde el próximo 14 de enero hasta el 29 de marzo de 2020.

Producción: Teatro Salesiano La Pasión
Fotografías: Oscar Catalán Martínez

mantenimiento WP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here