El ciclista barbastrense Sergio Samitier ha iniciado la temporada ofreciendo a Nuestra Señora de Torreciudad el maillot de su nuevo equipo, el Movistar Team.

“Le he pedido a la Virgen que me ayude a evitar las caídas —ha dicho la joven figura altoaragonesa—, lo de alcanzar o no victorias está en mis piernas, eso ya depende de mi trabajo”. Ha destacado que el ciclismo aporta muchos valores a los deportistas que lo practican, especialmente el compañerismo y la disciplina, y aconseja a los jóvenes que sean constantes en sus esfuerzos aunque no logren a la primera las metas que se proponen.

Acompañado de su familia, Sergio ha aprovechado también para recibir la bendición de vehículos sobre la bicicleta oficial con la que competirá este año. “Torreciudad es uno de mis puertos favoritos, lo subo unas 40 o 50 veces al año, y mis raíces familiares están en Ubiergo y El Poblado. Hoy era una visita obligada para mí, muy entrañable porque entro a formar parte de una historia muy bonita”.

En la exposición histórica ha contemplado las fotografías en las que el gran ciclista aragonés Fernando Escartín ofreció a la Virgen de Torreciudad en 1995 el maillot amarillo de la Vuelta Ciclista a Aragón y el final de etapa en el santuario de la Vuelta Ciclista a Aragón en 1998. Al despedirse, Sergio ha escrito una dedicatoria en el libro de firmas de los peregrinos agradeciendo la acogida y destacando encontrarse con “mis raíces, mis paisajes”.

mantenimiento WP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here