Aínsa, Alquézar, Ansó y Roda de Isábena son las cuatro poblaciones que pertenecen a la asociación de los pueblos más bonitos de España. Roda es la última en entrar en la lista.

Sin duda, esta marca supone un elemento de marketing turístico para atraer visitantes. El objetivo de este artículo es analizar las estrategias que están desarrollando cada uno de estos municipios que, igualmente, sirve para otras poblaciones.

CAMINO DE SANTIAGO

Ansó es un pueblo con un reconocimiento muy ancestral por el mantenimiento de sus tradiciones. De lo más relevante, son el mantenimiento de las vestimentas centenarias.

Como infraestructuras turísticas tiene una decena de casas de turismo rural y varios restaurantes. Carece de grande hoteles. Por lo que su crecimiento es orgánico y en consonancia con su casco histórico.

Como punto fuerte tiene la cercanía a Navarra y País Vasco que son un mercado fiel y de alto poder adquisitivo. Además, de estar cerca de la atracción de las pistas de esquí de Jacetania y Serrablo.

Ainsa es una población que se divide en dos barrios. El casco histórico y las carreteras. Es paso para el Parque Nacional de Ordesa y para el túnel de Bielsa hacia Francia. Es la población con más habitantes.

Tiene la asignatura pendiente de hacer una variante para evitar los atascos kilométricos en Agosto, que no se ha realizado por el temor a perjudicar los negocios de la carretera.

Creo que esa variante por el barranco de Forcaz es necesaria para permitir el transito natural por el Sobrarbe. Unos buenos aparcamientos pueden ayudar a reducir los temores comerciales y hacer más agradable a los visitantes el barrio de la carretera.

Alquézar está situada en un lugar privilegiado por su paisaje y la posibilidad de realizar, muy cerca, actividades de senderismo y barranquismo. El casco histórico se ha restaurado mucho.

También, se ha mejorado mucho el aparcamiento y las comunicaciones, sobre todo con Barbastro. Por lo que es capaz de asimilar miles de visitantes diariamente en temporada alta.

Creo que debe cuidar la creación de algunas instalaciones para el turismo que han tenido gran contestación por colectivos cercanos del ámbito montañero y ecologista. Es uno de los aspectos que tiene que considerar seriamente para mantener un crecimiento sostenible.

Roda de Isábena tiene una gran belleza paisajista y monumental, pero apenas tiene infraestructura turística. Se sitúa en el Valle de Isábena, muy castigado por la despoblación y el envejecimiento de la población.

Es la población y valle que requiere de mayores actuaciones por parte de los organismos públicos y eclesiásticos. Es necesaria una programación los fines de semana y periodos vacacionales de la apertura guiada de sus monumentos. No hay escusas para que algunas iglesias emblemáticas no se puedan visitar.

Es uno de los valles más frágiles en despoblamiento y necesita de acciones extraordinarias para facilitar el asentamiento viable de población joven para mantenerlo vivo.

No hablo desde la teoría. Salvo Ansó, que apenas lo conozco, el resto de las poblaciones las conozco profundamente tras la realización de guías gratuitas de senderismo en su en torno tras muchos años de recorrer el territorio donde están asentadas.

No sólo tenemos algunos de los pueblos más bonitos de España, sino una de las provincias más bonitas de España paisajista, monumental y gastronómicamente. En apenas 100 kilómetros (una hora apenas) pasamos de una paisaje de alta montaña a otro desértico.

Este artículo no tiene la pretensión de hacer de “pepito grillo”, sino de explicitar con claridad lo que mucha gente piensa. Tampoco supone la crítica a ninguno de sus ayuntamientos.

Reinventarse no es fácil y no está exento de errores, pero es necesario que haya una visión de futuro. Y este futuro pasa por la sostenibilidad y el repoblamiento de nuestra provincia.

 

 

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here