Desde que el COVID-19 llegó a España  hemos despertado nuestros sentidos y nuestra imaginación para hacer cosas que antes nunca hicimos.

Ahora hacemos más videollamadas que cuando estábamos por ahí, por la calle.

CAMINO DE SANTIAGO

Reflexionamos y pensamos mas en lo que verdaderamente importa.

No es estar haciendo una rutina para mantenernos en pie, sino que lo importante es estar seguros de lo que se nos viene encima y cuidarnos todos. Y hablando de las rutinas antes los deportistas solían correr por la acera del pabellón municipal como gacelas, pero ahora nos montamos nuestras propias pistas en casa. La pandemia nos hace crear cosas que no existían antes. Los seres humanos nos adaptamos como lo hacen los animales salvajes, cuando una tempestad nos impide hacer cosas diarias  que nos gustan mucho , nos reinventamos para poder seguir disfrutando de ellas.

Yo ahora me siento mas empático con mi familia. Mi abuela de Monzón no puede salir de la residencia, pero ella esta tranquila, como si estuviera en su propia casa, La echo mucho de menos.

Esta es mi reflexión de estos días espero que seamos capaces de sacar algo positivo de estos tiempos que nos tocan vivir. 

 

mantenimiento WP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here