Monseñor Ángel Pérez Pueyo, obispo de la diócesis de Barbastro-Monzón, con el asesoramiento y apoyo de la Curia diocesana, ofrece a los fieles las siguientes indicaciones en relación con la situación generada por la extensión del Covid-19, y que se suman a las ya comunicadas y articuladas el pasado viernes, 6 de marzo:

1. Siguiendo las directrices de las autoridades sanitarias y en la misma línea de actuación de las administraciones regional, provincial y locales, se han suprimido o aplazado, al menos hasta el 29 de marzo, las catequesis de todos los niveles y en toda la diócesis, las conferencias, encuentros y jornadas formativas.

2. El Museo Diocesano suspende las actividades y procede al cierre de sus instalaciones desde esta misma tarde. Del mismo modo, quedan anuladas las visitas turísticas a la Catedral de Barbastro, Roda de Isábena y Obarra, así como a otros templos, iglesias o ermitas.

3. Cáritas Diocesana suspende clases, talleres y todas las actividades previstas, hasta el día 30, y establece una serie de actuaciones de prevención en su servicio de acogida.

4. El Obispado de Barbastro Monzón cierra sus instalaciones, incluyendo el Archivo. Para cuestiones de urgencia, se atenderá en el teléfono 670 458 6 81.

5. Siguiendo las indicaciones y los protocolos dictados por las autoridades competentes y mientras no se disponga lo contrario, la actividad sacramental en los templos y parroquias de nuestra diócesis continuará con normalidad.

6. En el caso de los funerales, se recomienda restringir la asistencia a familiares y allegados.

7. Pedimos a las personas mayores y enfermas que se unan espiritualmente a la celebración de la santa misa a través de los distintos medios de comunicación.

8. En el caso que resultase imposible la celebración pública de la misa, rogamos a los sacerdotes que la continúen celebrando unidos a toda la Iglesia y rogando por los enfermos, los que los cuidan y el personal sanitario.

9. Pedimos que los sacerdotes sigan atendiendo espiritualmente a todos los enfermos y que todos los cristianos sigamos practicando las obras de misericordia que caracterizan un modo de vida según el Evangelio.

10. En cuanto a los oficios litúrgicos y procesiones de Semana Santa, se tomarán las decisiones oportunas en función de cómo se vayan desarrollando los acontecimientos y de acuerdo con las recomendaciones de nuestras autoridades.

El obispo pide a todos los fieles que no olviden a los más vulnerables y les anima a hacer suya la oración del papa Francisco, recordando a los fallecidos, a los enfermos y a todos aquellos que tienen encomendado su cuidado.

“Oh María, tú resplandeces siempre en nuestro camino como signo de salvación y de esperanza.

Nosotros nos confiamos a ti, Salud de los enfermos, que bajo la cruz estuviste asociada al dolor de Jesús, manteniendo firme tu fe.

Tú, Salvación de todos los pueblos, sabes de qué tenemos necesidad y estamos seguros que proveerás, para que, como en Caná de Galilea, pueda volver la alegría y la fiesta después de este momento de prueba.

Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y a hacer lo que nos dirá Jesús, quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos y ha cargado nuestros dolores para conducirnos, a través de la cruz, a la alegría de la resurrección.

Bajo tu protección buscamos refugio, Santa Madre de Dios. No desprecies nuestras súplicas que estamos en la prueba y libéranos de todo pecado, o Virgen gloriosa y bendita”.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here