ESTA HISTORIA VA CONTIGO

Los bebés que han nacido durante el estado de alarma y las medidas restrictivas que llevó aparejadas, no han conocido otra cosa que el confinamiento. Ellos no notarán la diferencia entre esta situación y la que hubieran vivido en una época normal, pero su familia sí. Sobre todo, los abuelos, tíos, primos y otros familiares y amigos que desearían colmarlo de cariñitos y que, de momento, se tienen que conformar con verlos por fotos y vídeollamadas. 

El nuevo coronavirus ha dado a muchos la oportunidad de valorar aún más, si ya lo hacían, el tener una red familiar cercana: cualquiera podía acercarse a echar una mano con las comidas, las tareas del hogar o la rutina del bebé. Ahora los padres están solos con el pequeño

La ayuda, en este caso, se puede presentar en forma de regalo útil que relaje el gasto que supone tener un hijo. 

La trona, imprescindible para las comidas

Hay tronas que se pueden utilizar desde los 0 meses, en principio en modo hamaca (el más frecuente) y luego como trona para las comidas. Si se opta por un modelo que proporcione solo este último uso, habrá que esperar a los seis meses para utilizarla, pero sigue siendo un regalo útil. 

Entre las mejor valoradas está la Prima Pappa Zero 3, de la marca italiana Peg Perego. Es completamente reclinable, luego se puede usar como hamaca o tumbona desde el nacimiento. Tiene además altura regulable en siete posiciones, reposapiés ajustable, bandeja extraíble con portavasos que se puede colocar detrás, y un plegado sencillo y compacto. 

Cunas de viaje: pensando en el mañana

Con esto de no poder plantearse un viaje de placer a corto plazo, puede que los padres no hayan pensado en hacerse con una cuna de viaje, pero es un artículo que apreciarán en el futuro: para dejarla en casa de los abuelos o una segunda residencia, llevarla de viaje, utilizarla como parque de juegos en casa, etc. 

Son conocidas las cunas de viaje de Hauck, una marca que ha conseguido crear modelos versátiles y muy completos. Entre ellos está Sleep N Play Center, con un cambiador que puede colocarse sobre la cama y colgarse  un lado tras uso, colchón de doble altura y ventanilla lateral que se abre y se cierra desde el exterior. Su montaje y desmontaje es sencillo, y queda tan compacto que su traslado de un lugar a otro es cómodo. 

Tarta de pañales o canastillas, los grandes clásicos

Siempre se acierta con ellos porque contienen productos que el bebé va a necesitar desde sus primeros días de vida. En cuanto a disposición y diseño, la tarta de pañales es más original, ya que en su composición se juega con las formas, tamaños y colores. Puede incluir ropa de bebé, accesorios de baño, mantas, mordedores o peluches que también tendrán la función de adornar, entre otras cosas. 

Las canastillas normalmente se preparan para el hospital, así que también pueden ser un buen regalo si el bebé aún no ha nacido. Debe incluir varias mudas completas, pañales de recién nacido, artículos de aseo y mantitas. Si no, pueden incluir cremas para el cuidado de su piel de marcas reputadas como Johnson & Johnson o Mustela. 

 

El sacaleches para facilitar la lactancia

 

La leche materna es el mejor alimento que se le puede proporcionar al bebé en sus primeros meses de vida, primero en exclusiva y luego combinado con otros. Tanto es así que la OMS recomienda prolongar la lactancia hasta los dos años o más, pero no son muchas las que lo hacen. Y es que no se trata solo de un acto de supervivencia, sino social: la madre necesitará facilidades (conciliación) y apoyo familiar.

Lo mejor para mostrarle esa ayuda es regalarle un sacaleches, por sus muchas utilidades: podrá usarlo cuando cuando vuelva al trabajo, en caso de experimentar mucho dolor en los pezones al amamantar, si produce demasiada o en aquellas otras situaciones en las que se ha relevado útil.

 

Cojín de lactancia para su comodidad

 

Tiene el mismo propósito que el anterior, ya que es un accesorio que puede presentar diferentes formas y materiales. Favorece un postura cómoda para el bebé y para la madre, pues a ella le queda un brazo libre para tener una postura más relajada sin forzar la espalda. 

Además, se suelen utilizar también para apoyar al bebé cuando está descasando, sobre todo los que tienen forma de herradura. Hace de pared blanda y suave para colocarlo dentro de manera segura. 

 

Intercomunidador: seguridad ante todo

 

Aunque presumiblemente los padres van a estar en casa y van a poder proporcionar al bebé una vigilancia y cuidados 24/7, también necesitan tener tiempo para ellos. Más aún cuando uno de los dos agote su permiso y el otro tenga que compaginar tareas domésticas básicas y de aseo personal con el cuidado del bebé. El intercomunicador se revelará necesario. 

Se puede adquirir de solo audio o de vídeo, y hay que comprobar el tipo de conexión, la autonomía y el alcance. También las funciones adicionales, claro: bidireccionalidad para poder hablarle, nanas, modo ahorro de energía, sensor de temperatura, luces… 

Estos regalos para bebés en tiempos de coronavirus son solo algunas ideas con las que suplir el cariño que se le puede proporcionar a la familia con el contacto físico. Al menos, materializarlo de algún modo. 

 

TELEFICHAJE

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here