Colas para realizar los test en Litera Meat. Ronda Comunicación.

Les dejo  el texto de un artículo de nuestro Código civil y una sentencia del Tribunal  que lo interpreta.

“La interpretación de las cláusulas oscuras de un contrato no deberá favorecer a la parte que hubiese ocasionado la oscuridad (Art. 1288,Código Civil). Así la mencionada TS, Sala de lo Civil, nº 473/2012, de 09/07/2012, señala que cuando existe una cláusula oscura “ante esa falta de claridad y de transparencia, con la consiguiente imposibilidad de conocer la voluntad común, se ha de proteger al contratante que no causó la confusión”.

La pregunta es ¿quién hasta hace unos días ha generado la confusión y oscuridad en el asunto del matadero de Binéfar?  ¿Han sido los periodistas que denunciaron la situación? Han sido los opinadores sobre este particular?

Primero un medio radiofónico hablaba de 56 contagiados  sobre 100 en los test practicados (no sabemos  si fue sobre trabajadores en baja laboral o no). El medio no se inventaba nada y la burocracia se empezó a ponerse nerviosa y a hacer más test ante estos resultados, estuvieran de baja o no. Al parecer (aquí nunca se sabe, pues se informa poco y mal)  si  con la ampliación del número de personas analizadas  las cuentas pasaron a ser del 43% de positivos en  los test realizados. Pero seguro que  los datos también era verdaderos y así los publico el Heraldo de Aragón.

Se hizo mención a una foto en el comedor de unos de los mataderos ( trabajadores como sardinas en lata comiendo),  y nervioso el pesebre  anunció que aquello era de mucho antes de la pandemia. Pero el sindicato CNT divulgó en una nota que la foto  correspondía al 27 de marzo de este año, es decir, dentro del estado de alarma e incumpliendo su medidas. Es más, aún añadió este sindicato, aparte de otras lindezas sobre la empresa Litera Meat, que sus constantes denuncias sobre este particular, como las pelotas de pin pong iban de la Inspección de Trabajo a las autoridades sanitarias, pero nadie tomaba medidas. Todo eran “tus competencias o las mías”, y la casa sin barrer.

Ya el cachondeo vino cuando todos los medios y la TV aragonesa nos enseñaron las largas colas  de apelotonados trabajadores convocados para hacer  nuevos test. El ayuntamiento protestó, un sindicato médico también y entonces la burocracia provincial reconoció un nuevo malentendido  entre las autoridades sanitarias y las de interior (policía). Como siempre los unos se remitían a los otros. Hasta tuvo que salir el señor Lamban (esta vez no podía echarle la culpa a los catalanes aunque  se quedó con  las ganas)  reconociendo ciertos errores y falta de coordinación, pero que no era el caso de buscar responsables. Cojonudo .  Esta misma doctrina la debiéramos  aplicar a cuando los funcionarios de la seguridad social te inspeccionan cualquier base de cotización y te falta una coma o un punto, o cualquier menudencia. Los que lo han sufrido estas inspecciones, ya saben que en este caso te crujen sin piedad (descubiertos, retrasos, multas, etc).

Ahora refieren que  las últimas cifras test realizados, mas los  que se siguen realizando, dan porcentaje de positivos  del  25%.

También parece- ahora sabemos ante tanta oscuridad,  que el núcleo del problema, está en uno de los mataderos, el Litera Meat.  En el otro, estamos a la espera de resultados.

Acabo. Me ratifico en mi anterior artículo que podrán ver en mi blog o en Ronda Somontano:  “El foco del Covid en Binéfar y el Hospital de Barbastro”.

Me despido con dos apreciaciones : la primera como dice el Código civil, no puede exigir exactitudes milimétricas, quien obra no solo de mala fe, sino que él mismo ha generado la confusión, Y añado : con su negligente actitud por omisión ha aumentado el problema ( CNT dixit). . La segunda, aún me quedé corto. El problema era más grave.

Laquenosvieneencima@blogspot.com

DPH BECAS ARTÍSTICAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here