¿Cuántas veces no aceptas lo que estás viviendo? La falta de aceptación provoca resistencia interna a lo que es y, por lo tanto, genera sufrimiento. Cuando no aceptas una conducta específica de tu hijo o un rasgo de su personalidad, estás resistiéndote a lo que es y a la enseñanza que se esconde bajo el velo de las formas.

¿Tu hijo o hija se muestra agresiv@? ¿Te molestan sus salidas de tono, sus pataletas, rabietas…? Mira dentro de ti. Si su conducta te provoca reacciones emocionales intensas te está haciendo de espejo de algo que llevas dentro y de lo que ni siquiera eres consciente.

CAMINO DE SANTIAGO

Si no soportas que se comporte de esa manera y acabas arrollado por su ira agradécele, porque te está ayudando a tomar contacto con tus emociones, de lo contrario no reaccionarías así. Abre la puerta de tu corazón y observa el cúmulo de emociones que quedaron reprimidas, escondidas, guardadas en ti por considerarlas “malas”.

La mayor parte de nosotros aprendimos a adaptar nuestra conducta a lo que se esperaba de nosotros, a las exigencias de mamá y papá para así obtener amor y aprobación. De este modo fuimos desarrollando un patrón disfuncional de conducta basado en la aprobación externa, sin darnos cuenta de que cada vez nos estábamos alejando más y más de nuestra esencia.

Mira a tu hijo como lo que es: un ser auténtico, sin máscaras, que viene a enseñarte aquello que es invisible a los ojos. Conecta con el niño que fuiste, observa sin juicio y acepta lo que guarda en su interior…

Cuando puedas mirar tu sombra, acariciar tus dragones internos y aceptar que todo eso también eres tú, se producirá la transformación. Mira con amor tus partes “sombrías” y éstas desaparecerán. No te sorprendas si de repente tu hij@ parece cambiar, se muestra relajado, feliz… Ya no hay nada que reflejar. En el momento en el que te haces consciente y responsable de tus emociones no sanadas, dejas paso a la luz, liberando a tus hijos de cargar con aquello que no les pertenece. Los hijos por amor son capaces de llevar cargas muy pesadas.

¿Magia? No, simplemente es el resultado de ver a través de los ojos del alma.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here