Representantes de las fuerzas armadas venezolanas denunciando la "invasión militar". Periodico Cubano.

La prensa española como siempre les ha venido ocultando la última agresión contra Venezuela.

Desde el año 2002 fecha del intentado golpe de estado contra Chávez y aún antes, los ataques de EEUU y su lacayo Colombia contra el país caribeño han sido constantes : a través del dólar today han destrozado la moneda nacional provocando una inflación galopante ; Inglaterra y EEUU se han quedado con todas las reservas en divisas del estado venezolano, depositadas en sus bancos, también de todos los activos de la petrolera venezolana Citgo, sitos en los Estados Unidos; el estado venezolano se encuentra imposibilitado de realizar transferencias internacionales de pago ( swift); igualmente de comprar bienes y servicios a muchos países, que no se los venden ni pagando, e incluso en muchos casos después de haber sido pagados, no han sido suministrados ; sanguinarias revueltas interiores, conocidas como guarimbas, promovidas y financiadas desde el exterior ; otro golpe de estado promovido el año pasado que fracasó, un intento de asesinato con drones del presidente Nicolás Maduro, mercado negro, especulación y contrabando promovido desde Colombia ; amenazas de invasión día y el otro también por parte de EEUU y reconocimiento por esta imperialista nación de un pepele autoproclamado jefe de estado de Venezuela, un tal Guaidó, al que rápidamente siguieron en su reconocimiento casi todos los palanganeros países europeos, que no la ONU ni el resto del los países del mundo, etc.

¿Hay quién de más?

La verdad, ya casi parecía imposible superar las agresiones, cuando entre los días 3 y 4 de mayo de este año ha habido un intento de invasión, como no, desde Colombia, en una misión muy semejante a la que en su día intentó EEUU en Cuba a través de Bahía Cochinos y que acabó fracasando. Sólo que esta vez la agresión imperialista contra Venezuela ha mostrado la verdadera cara de los opositores a Nicolás Maduro, presentados en Europa como paladines de la libertad.

Y digo todo esto, porque después de desbaratarse la invasión por el ejercito venezolano y las milicias de esa nación, llevada a cabo en lanchas rápida desde Colombia hacia las costas venezolanas de la Guaira por unos setenta hombres armados hasta los dientes, se han tomado prisioneros a varios de sus ejecutores e intervenido numerosos documentos de los mismos. Por eso, hemos podido descender al corazón de las tinieblas.

Les voy a decir una cosa: es imposible juntar un ” ejercito” con más chusma, delincuentes y gentuza.

Veamos quienes han sido varios de los protagonistas de la intentona invasora.

El organizador de la tropa : un asesino a sueldo, norteamericano, mercenario por más señas, ex boina verde en Iraq y Afganistán, llamado Jordan Goudreau, titular contratista de una empresa de soldados de fortuna con sede en los EEUU, llamada Silver Cop.

Esta misma empresa ha sido utilizada en varias ocasiones por el mismo Donald Trump para su propia seguridad. De la calaña de Jordan sólo diré que cuando supo del fracaso de su operación de invasión y la noticia fue difundida por los medios, entre ellos Rusia Today (RT),  a su corresponsal en Venezuela, Erika Ortega, le hizo llegar un mensaje que decía : ” suelo eliminar a gente siempre por dinero, pero en tu caso puedo hacerlo gratis”.

No fue detenido y vive en Miami. Todo un “patriota”.

Dos de sus discípulos : un tal Luke y el otro, apellidado Berry, ambos de ciudadanía norteamericana, ex boinas verdes, que han cantado hasta la Traviata. Iba a recibir cada uno de ellos 100.000 dólares y entre otras lindezas su misión consistía en eliminar a Nicolás Maduro y varios de sus colaboradores, o en su defecto, tomarlo preso y llevarlo a los Estados Unidos.

Ambos están detenidos (pueden ver todo lo que han cantado en you tube).

Otra Pieza de la operación: un tal José Alberto Socorro, alias Pepero, de nacionalidad venezolana, pero al servicio de la DEA ( agencia norteamericana contra el narcotráfico) y cobrando de ella por supuesto. Todo ello confesado por él mismo. Con muy buenos contactos con narcos venezolanos, a los que utilizó unos días antes de la invasión en guerras con bandas rivales, para distraer así a las fuerzas armadas y policía de Venezuela con otros objetivos y relajar la vigilancia en la invasión.

Detenido en estos momentos. Sigue cantando. Toda una joya.

El conocido narco colombiano, Javier López Torres, alias ” la silla” o el ” dos ruedas”. En su finca se reunió casi toda la expedición invasora y sirvió de campo de instrucción y entrenamiento. Este caballero junto a otros narcos colombianos, como los del clan de “los rastrojos”, han llegado a ser acusados de trocear y picar cadáveres de sus enemigos en su fincas.

“La silla” por supuesto, no formó físcamente parte de la tropa invasora y sigue libre en Colombia.

Diversos oficiales y sargentos, desertores de las fuerzas armadas venezolanas.El más conocido, un tipo ex capitán de la guardia nacional, al que llamaban ” pantera”.

Todos ellos detenidos, y confesaron que actuaron a cambio de promesas de dinero.

Y el abogado colombiano, Manuel Retureta.Conocido abogado de narcos en Colombia y Honduras y ya verán por qué sale este sujeto en la operación.

Lo más gracioso de todo, es que el encargo, el mandato o la encomienda al grupo mercenario y narco, se documentó formalmente, por escrito. El precio eran varios millones de dólares ( aún no tengo la cifra exacta). El mandante o comitente del “contrato” fue nada mas y nada menos que el tal Guaidóy el mandatario la empresa del mercenario Jordan Goudreau, la tal Silvercop. Firmó también el “contrato”, parece ser como garantía, el abogado de los narcos, el ya citado Manuel Retureta, quién probablemente lo redactara.

El abogado sigue en Colombia y por supuesto libre. Si no lo condecoran ya habremos avanzado algo.

Pueden ir al canal You Tube y allí encontraran nada más y nada menos que imágenes del contrato. Y se preguntarán cómo ha sido posible que la inteligencia venezolana se haya hecho con imágenes del tal contrato. Pues muy fácil, como entre hampones anda el juego, el tal Guaidó que pensaba pagarle a SilverCop con los fondos de Venezuela retenidos por EEUU, no ha pagado ni un dólar, salvo una pequeña suma entregada al comienzo del encargo como paga y señal o anticipo. Y claro, ni corto ni perezoso el tal  Jordan Goudreau, el contratista yanqui, propietario de Silvercop lo ha denunciado todo en una televisión de Miami y ha exhibido el contrato y reproducido en audio una conversación con Guaido sobre las negociaciones previas a la firma del documento. Y por si fuera poco, todo ofendido, ha anunciado su voluntad de exigir el cumplimiento de lo convenido a través de los tribunales americanos.

Y estos personajes y su coro de tontos, son lo que gritan histéricos, todos los días del año se hable de lo se hable : “Maduro dictador”, “Venezuela tiranía”. No he visto tanta chusma junta en mi vida, me refiero al grupo de invasores y sus cómplices en la operación fallida. La mafia italiana se precia de ser “hombres de honor”, y si se les cumple, pagan religiosamente. Eso decía Frank Sinatra. Esta gentuza ni eso.

En la facultad de derecho nos ponían ejemplos semejantes a lo sucedido para determinar la nulidad de pleno derecho de un contrato en razón de su objeto ( art. 1261 del Código Civil) sobre todo cuando iba contra el orden establecido, la moral o resultaba ilícito intrínsecamente, en efecto era algo que estaba fuera del comercio de los hombres. Pero no me extrañaría que en el epicentro del mal- pues si el mal, así metafísicamente existe, muchos ya sabemos cómo se llama la nación- puedan llegar a validarlo. Desde luego en Europa ningún tribunal lo haría.

Lo que es cierto- no se olviden- es que nuestro gobierno progre en su día reconoció como presidente de Venezuela al tal Guaido, como se ha visto todo un delincuente y un asesino. También el mismo personaje- y lo pueden ver en internet- se ha dejado fotografiar en camaradería con miembros del clan de los ” rastrojos”, uno de los del “picadillo” en sus fincas colombianas.

Esta es la clase de gente que reconocemos- y seguimos reconociendo- como presidente de Venezuela. Somos amigos, por lo que se ve, de narcos y asesinos.

laquenosvieneencima@blogspot.com

DPH BECAS ARTÍSTICAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here