Rezo por las abuelas de Sevil en Adahuesca.

El 20 de Mayo es una de las fechas mágicas para Adahuesca: Se celebra la Romería a Crucelós, una de las tradiciones más antiguas, se estima en más de 300  años de historia, legado de las Abuelas de Sevil, que abandonaron el poblado de la Sierra de Sevil a causa de la peste y que fueron recogidas en el hospital de Adahuesca a las afueras del recinto amurallado, las cuales pidieron al pueblo de Adahuesca celebraran dos festejos: Crucelós, para rezar por sus almas y agasajar a los presentes en el lugar que supuestamente fueron enterradas, y la Corrida de las Peras, el día de Santa Ana, 26 de Julio, donde tras el esfuerzo de una carrera se obsequia a los niños con peras previamente bendecidas.

Reparto de “paneticos” y tortas en Adahuesca.

Este año, dadas las circunstancias, la Corporación Municipal, propuso que se mantuviera la tradición pero evitando la clásica concurrencia de más de 200 personas, todos vecinos e hijos de Adahuesca, en el paraje denominado Crucelós, por lo que se dieron cita el Párroco, D. José Mª Cabrero, el Teniente Alcalde, José Mª Larrosa, en representación de la Asociación de la 3ª Edad “Santas Nunilo y Alodia”: Martin Altemir y a  la Asociación de Mujeres Virgen del Treviño, Mª Jose Albajar, además de Juez de Paz de la Villa de Adahuesca, el Alguacil con el cargamento de “paneticos y tortas” para que fueran bendecidos e Iván Cortés, Concejal, para inmortalizar el acto con medios audiovisuales.

Tras los rezos por las almas de las Abuelas de Sevil y el canto del miserere, en latín, los Concejales de la Corporación distribuyeron por las casas los paneticos y tortas, típicos en la celebración de Crucelós.

Según el Alcalde, Paco Franco, se ha mantenido la tradición super-centenaria, la cual, los aboscenses la consideramos como una obligación, sólo ha faltado el acto de Cortesía con la Bandera, y los más importante , el comportamiento ejemplar de todos los vecinos de Adahuesca sacrificándose en sus casas, sin poder asistir a Crucelos, y esperando el reparto de los paneticos. Todo un ejercicio cívico, digno de admiración y que consagra y mantiene las arraigadas costumbres y tradiciones de esta Villa del Somontano.”

 

 

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here