¿Y si no es necesario “luchar” para alcanzar nuestros sueños?

¿Y si todo lo que nos habían contado y habíamos validado como cierto supone un freno en nuestras vidas?

¿Y si la vida simplemente es para vivirla, aprender y ser feliz?

Desde pequeños vamos incorporando patrones de conducta, modos de pensamiento y respuestas emocionales del entorno que nos rodea. Llegamos a adultos con una serie de pensamientos que de tanto repetirlos se han convertido en fuertes creencias, sin pararnos a cuestionar la veracidad de las misma. Si creemos que la vida es dura, que todo cuesta mucho esfuerzo, eso es lo que se manifestará en nuestra realidad. De este modo, nos esforzaremos, trabajaremos muchísimo y nos dejaremos la piel en busca de nuestros objetivos y metas, llegando al agotamiento físico, mental y emocional. Esta conducta puede verse reforzada por el deseo inconsciente de valoración y de reconocimiento, sin darnos cuenta que hemos de aprender a darnos ese reconocimiento que, tal vez no obtuvimos en nuestra infancia.

La magia de la vida empieza cuando eres capaz de observar que todo lo que deseas está dentro de ti, tan sólo has de trabajar en tu interior para sintonizar tu frecuencia vibratoria con aquello que deseas.

Trabaja en ti, suelta expectativas y confía en que el momento en el que estás es perfecto. Nada genera más frustración, sufrimiento y agotamiento que resistirse a lo que es.

Acepta, fluye y aprende a amarte cada día un poco más mientras disfrutas de este juego llamado VIDA.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here