Iglesia templaria de Cofita.

Aprovechando los trabajos de la renovación de la cubierta de la iglesia de Santa María Magdalena de Cofita, y debido al entorno en el que nos encontramos, con una elevada carga histórica, se ha considerado la posibilidad de realizar un sondeo arqueológico en el suelo del interior de la iglesia mediante varias catas con el propósito de poder verificar la existencia en su interior de antiguos enterramientos. El presidente del ente supramunicipal, José Ángel Solans ha señalado que “para estas prospecciones arqueológicas hemos solicitado la correspondiente autorización de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón y se realizarán bajo la supervisión de la arqueóloga Ana Carilla”. No se quieren lanzar las campanas al vuelo, pero existe la seria posibilidad de que la iglesia pudiera esconder algún secreto también en el suelo en forma de tumbas, toda vez que se realizaron catas en los muros y se intuye según los trabajos que pudieran ser pinturas de época medieval.

No obstante “los trabajos han de ir acompañados de un tratamiento en el tejado de la iglesia para reparar su mal estado e impedir que humedades y lluvia pudieran dañar las paredes y sus pinturas, escondidas tal vez bajo las capas de yeso”, señala Solans. Por ello, se solicitó a la DGA la declaración de BIC para la iglesia, y en este tercer trimestre de año, se van a realizar los trabajos de reparación del tejado, que cuenta con una ayuda del Ceder Zona Oriental, y las tareas deben estar ejecutadas antes de octubre por lo que su adjudicación y realización son inminentes. Solans insiste en que “hay que ser cautos aunque es lógico que dejemos a veces volar la imaginación sobre los tesoros que puede esconder esta pequeña iglesia templaria, y que nos haría mucha ilusión sacar a la luz si existen, pero vamos a ir paso a paso y a ver qué esconde la Magdalena”.

DPH SONNAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here