albalate-rondasomontano
Imagen de archivo del polideportivo de Albalate de Cinca donde estuvieron confinados una treintena de temporeros. JLP.

Un amplio dispositivo coordinado por la Comarca del Cinca Medio y el Ayuntamiento de Albalate de Cinca permitió ayer por la tarde el confinamiento en el polideportivo municipal de esta localidad de 28 temporeros, inmigrantes subsaharianos, que residían en un asentamiento en pésimas condiciones de salubridad, contagiados por coronavirus como se demostró en los test PCR realizados el sábado y el lunes. Se da la circunstancia que el Ayuntamiento estaba trabajando, junto a otras entidades, en la adecuación de dicho almacen, reconvertido hace más de veinte años en residencia de temporeros, en un albergue que reuniera las medidas de habitabilidad y salubridad. Tres temporeros que no tenían coronavirus se han quedado en dicho almacén.

Espacio COVID-19 en el polideportivo de Albalate de Cinca. JLP.

La Comarca de Cinca Medio llevó a cabo una reunión de emergencia ayer por la mañana en Albalate de Cinca y tras acordar que la mejor opción para el confinamiento era el polideportivo se desplegó un dispositivo en el que intervinieron las brigadas y los servicios sociales comarcales, trabajadores del Ayuntamiento, Cáritas, Cruz Roja, Protección Civil, Guardia Civil y el Centro de Salud de Albalate. Además el Ayuntamiento de Sariñena cedía la mitad de las camas y la otra mitad las aportó Cáritas. Otros ayuntamientos del entorno se mostraron a colaborar con el municipio, un gesto que agradeció el alcalde.

NAVIDAD GOB ARAGON mitad

Los trabajos de adecuación del polideportivo en espacio COVID-19 comenzaron a las 10 y terminaron a las 18.00. A partir de esa hora fueron entrando en sucesivos viajes los temporeros, conducidos por la Cruz Roja. En un primer momento algunos temporeros se resistieron a abandonar el almacén donde residen ya que querían trabajar en la recogida de la fruta. El alcalde Ricardo Chárlez les convenció para que declinaran en su actitud y aceptaran el confinamiento que había sido decretado por el Juzgado de Fraga el pasado fin de semana tras el requerimiento de Salud Pública al comprobar que uno de ellos había dado positivo y otro compañero tenía síntomas. Estos dos temporeros estaban confinados desde el sábado por la noche en los vestuarios del campo de fútbol, donde el Ayuntamiento había preparado su espacio COVID-19 provisto con 19 camas.

Pasadas las 19.00 todos los temporeros ya residían en el polideportivo donde recibirán almuerzo, comida y cena y la visita de los servicios sociales y asistenciales. Además el Ayuntamiento va a instalar una red wi-fi para que tengan una distracción.

Mando militar conversa con el presidente y la vicepresidenta de la Comarca y el alcalde de Albalate de Cinca. Ejército de Tierra.

La vigilancia del recinto corrió a cargo de la Guardia Civil si bien se contempla la posibilidad de contratar un servicio privado de seguridad. En este sentido, ayer tarde, mandos del ejército se desplazaron desde Zaragoza para mantener una reunión en Albalate con el alcalde, el presidente José Ángel Solans y la vicepresidenta María Clusa, para valorar las necesidades que podría cubrir el ejército.

Solans valoraba la rápida actuación tras conocer la noticia en lunes a las 23.00 de los 28 casos positivos. “Está todo muy controlado. Pasarán aquí la cuarentena para después volver a la normalidad cuando pase esta situación. De momento son casi 30 los contagiados y podría haber más, pero ya contamos con un medio adecuado para alojar a los temporeros con garantías dadas las condiciones en las que viven”, señalaba Solans que supervisó con la vicepresidenta María Clusa todos los trabajos durante la jornada de ayer.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here