festival-castillo-ainsa-rondasomontano
El Circo de la Raspa.

La tercera semana del Festival Castillo de Aínsa tocó su fin la pasada noche de domingo tras una divertida función de circo y un original e irreverente cabaret. Todo comenzaba a las 20:00h en el foso del Castillo ante la atenta mirada de más de un centenar de personas y con el público infantil como principal objetivo del show, aunque Richi y Torri, o lo que es lo mismo, el Circo La Raspa, también encontraron la manera de arrancar sonrisas a los adultos.

El nombre del espectáculo, “Cataplum”, les dio mucho juego a los de Altorricón para interactuar con los más pequeños. Así, tras cada “Pim, Pam Pum, Cataplum” coreado por niños y niñas, se sucedían los complicados ejercicios con el diábolo, los malabares o los equilibrios con los que Richi se enfrentaba a peligros diversos saliendo siempre airoso.

Los integrantes del Circo La Raspa agradecieron la espléndida acogida en unos meses especialmente duros para el gremio al que pertenecen. En los últimos días, la campaña “La cultura es segura” impulsada por los sectores del arte y del espectáculo se ha hecho viral. Richi y Torri quisieron unirse a la iniciativa solicitando a los asistentes el grito del lema para grabar un vídeo que próximamente colgarán en sus redes sociales.

Después, a las 22:00h, se subieron al escenario el acordeonista Cuco Pérez y su hermana Luisa, cantante, para ofrecer un cabaret gamberro, como así lo definen sus promotores, denominado “Diva”. “La vie en rose”, “Piel canela”, “Quizás, quizás, quizás”, “Fumando espero” o “Puro teatro” fueron algunos de los temas que Mondongo Swing sacó del baúl de los recuerdos a golpe de irreverencias de cosecha propia. Los segovianos crearon una atmósfera vintage muy familiar, ideal para homenajear a artistas de la talla de Édit Piaf, Sara Montiel, La Lupe y Paquita la del Barrio, entre otras grandes voces femeninas.

Balance y recta final

Con estas dos propuestas concluía el penúltimo fin de semana del Festival Castillo de Aínsa. A ellas se habían sumado la proyección del documental “Una vida entre las cuerdas”, el show de humor de Rafa Maza, los títeres de hilo de Alauda Teatro y el concierto de Ara Malikian, siendo éste el acontecimiento de mayor envergadura de todo el Festival. El responsable de la organización del evento y concejal del Ayuntamiento Pep Gracia, asegura que “a día de hoy el balance es muy positivo y estamos muy sorprendidos de la conciencia y de la paciencia del público”.

En la recta final del Festival vuelve a abordarse una agenda repleta de opciones para todos los públicos. El viernes Producciones Viridiana recupera unos versos de Lorca desaparecidos durante décadas en su actuación “”Amor oscuro”. El sábado será el turno de Bea Silvestre y Víctor Biau con el proyecto “¿Cuántos cuentos cuenta un cuento?”, que pretende despertar conciencias a cerca de los roles de género en las historias infantiles. Después, tomará el relevo Fábrica de Paraules y su montaje “Soñando el mundo”.

El domingo presenciaremos el homenaje a las mujeres de Sobrarbe con “Mujeres que cuentan”, al que seguirá el “Cóctel de ilusiones” de Civi Civiac y los Titiriteros de Binéfar como colofón a un festival que cumple sus treinta años apostando, en los peores momentos, por continuar respaldando al mundo de la cultura.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here