CEDER PUEBLOS VIVOS

“Si algo hemos aprendido de esta crisis sanitaria, es que los servicios públicos son esenciales, no pueden ser privatizados” se repetía como mantra social en los albores de la crisis sanitaria del Coronavirus.

Pues ni 100 días después y la derecha vuelve a su plan de seguir privatizando todos los servicios públicos. Olvidándose que rindió homenajes y alabó a los “esforzados trabajadores públicos que estaban en primera línea luchando contra la pandemia”.

Poco les importan los hechos sucedidos, poco les importan las palabras pronunciadas. Solo les importa no salirse de su ideario y este es claro y conciso; desmontar el estado del bienestar y servirlo a las empresas privadas para que estas se enriquezcan a costa de nuestros impuestos. Mientras estas mismas empresas precarizan el trabajo y se deriva en peores atenciones.

Así la Cataluña de Torra o la Madrid de Ayuso -la misma derecha aunque les separe una bandera- han sido raudos en privatizar el esencial servicio de rastreadores de la sanidad pública, en vez de reforzar con más plantilla y más medios a los profesionales de Atención Primaria. Finalmente, por suerte para los catalanes, la Generalitat, gracias a la presión generada por los sanitarios, revocó el contrato de 17 millones de euros que había conseguido Ferrovial.

Pero sin salir de nuestra provincia, a nivel municipal la derecha actúa de igual manera, este jueves la alcaldesa popular de Fraga propondrá en el pleno mantener el servicio de limpieza viaria en manos privadas, ante las numerosas quejas de vecinos y asociaciones por la suciedad de las calles.

De esta manera, aunque la derecha se adhiera a bonitos titulares, tiene un plan y este es siempre privatizar todos los servicios públicos, bien sea la sanidad o la limpieza de las calles.

TIENDAS ONLINE

7 Comentarios

  1. Un rastreador se dedica a hacer una llamada telefónica al personal próximo al infectado por el virus para preguntarle qué tal está y donde para. Me imagino que antes habrá preguntado al infectado con quién ha estado. Si solo es esa su misión no veo la necesidad de que sea un funcionario. Es como implorar que las tiendas de alimentación sean públicas y los empleados funcionarios, pues desarrollan una de las tareas más primordiales: dotar de alimento a las personas.

  2. Menos mal que en Aragón tenemos un gobierno de progreso (con miembros y miembras de Podemos alegremente pastando en el presupuesto) que está llevando estupendamente los rebrotes ¿verdad?
    Qué maravilla, qué gran gestión, qué control y qué tranquilidad transmiten. La envidia de España, perdón señor concejal de Podemos de Fraga, del Estado Español.

    Corre a hacerte una camiseta con la cara de Simón y a llorar por Excalibur, vividor. No tenéis verguenza ni la conocéis.

  3. ¿ No sé porque dice el autor que los servicios públicos no pueden ser privatizados? ¿ que tiene de malo? ¿ y que tiene de malo que haya hospitales privados si hay también públicos y presupuesto para estos? Los trabajadores de las empresas privadas tienen los mismos derechos que los de las empresas públicas, con la única diferencia de que si no trabajan en su puesto los pueden despedir, yo estoy harto de ir a ventanillas de entidades públicas , y las deficiencias en atención de algunos empleados son una vergüenza.

  4. Con más de 40.000 muertos, la economía hecha un asco y los rebrotes en aumento: ¡hace falta tener cuajo para escribir el panfleto ideológico que has publicado! ¿Vuestro Gobierno no tiene nada que ver? No se si e has enterado pero somos el pais que presenta peores cifras de nuestro entorno.

  5. Hay ensayos que demuestran que cuando la muñeca de un funcionario gobierna una escoba las calles quedan más limpias que si la escoba es manejada por la torpe muñeca de cualquiera. No hay punto de comparación. Y las derechas no lo quieren ver.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here