El decreto que regula la publicidad de juego en España entrará previsiblemente en vigor en otoño

492
Mujer Rural

Este martes el borrador del Real Decreto de Publicidad del juego recibió el visto bueno de la Comisión Europea en tramitación de urgencia, tras la incorporación ciertas modificaciones derivadas de la preocupación de los grupos parlamentarios hacia los riesgos derivados de la sobreexposición publicitaria en los juegos de azar y  las apuestas.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón ha señalado en su comparecencia pública una vez recibida la notificación TRIS, dando luz verde al proyecto, que se va a prohibir hasta el 90 % de la publicidad existente, quedando limitada la franja publicitaria de 1 a 5 de la madrugada para los anuncios de apuestas en televisión, radio y plataformas de intercambio de vídeo. Dando a conocer de este modo la eliminación de la excepción que se hacía el primer borrador presentado a la Comisión, que permitía la emisión de este tipo de anuncios durante las retransmisiones deportivas en directo desde las 8 de la tarde. 

FRANCO MOLINA CENTRAL

Este es un tema con varios frentes en el que se debe apelar a la responsabilidad de todos para evitar conductas inapropiadas sobre todo en los grupos vulnerables. Creando un marco de políticas de juego responsable con una implicación activa de los operadores de juego, que deberán establecer reglas básicas para mitigar los posibles efectos perjudiciales derivados del juego. Los datos de los casinos online en España tienen un crecimiento acumulado del 200% desde 2013 y algo más de 50 operadores activos, gozando el sector de muy buena salud, tal y como señala el listado de casinos reseñados en espana.casinobillions.com en su web.

Desde el Gobierno actualmente están más sensibilizados si cabe con este tema de la publicidad del juego de cara a prevenir los posibles problemas de adicción, que se han puesto de manifiesto y agravado durante el confinamiento derivado de la crisis de la COVID-19.  Momentos en que se ha disparado las tasas de juego, sobre todo en las tres primeras semanas de confinamiento, alcanzando una subida del 58% respecto a los datos del año pasado.

Ante esto preocupa sobre todo la implicación y vulnerabilidad de los menores de edad tan inmersos en todo lo que tiene que ver con las plataformas digitales. Por ello la publicidad de los operadores de juego no podrá ir dirigida indirecta ni directamente a este colectivo, ni por supuesto tener como finalidad su incitación ni persuasión. Debiendo incluir, cualquier publicidad que se haga, la advertencia expresa de la prohibición de las actividades de juego para los menores de edad.

En el mismo sentido han quedado totalmente prohibidos los ‘bonos de bienvenida’ dirigidos a la captación de nuevos usuarios.

El texto aprobado finalmente por la Comisión Europea prohíbe a los deportistas patrocinar actividades relacionadas con el juego en instalaciones deportivas así como usar camisetas o equipamiento deportivo. Ha quedado igualmente prohibido el patrocinio de compañías vinculadas con el juego online en las equipaciones deportivas. Excepciones que si se permitían en el primer borrador presentado a la Comisión.

Desde que la Ley 13/2011 de 27 de mayo de regulación del juego, publicada en la web boe.es, estableciera el marco regulatorio de la actividad de juego en España, ofreciendo seguridad jurídica a los operadores y participantes, se estaba a la espera de la aprobación de la  norma que la desarrollara, con el fin de prevenir sobre todo conductas adictivas, proteger a los menores edad y otros grupos especialmente vulnerables y, en general, a los consumidores. Las políticas de juego responsable y de protección de los consumidores, contempladas en el artículo 8 de dicha ley hacen referencia a acciones transversales de sensibilización, intervención y control de las que se benefician tanto los jugadores como aquellas personas que crean una relación de dependencia con el juego. Por ello debemos esperar a octubre para ver finalmente la aprobación de esta norma de desarrollo que tiene como una de sus finalidades la consecución de las buenas prácticas en el juego. Moderado y no compulsivo con el fin de prevenir los posibles efectos que una práctica inadecuada puede conllevar tanto para los menores de edad como para otros grupos en riesgo. 

DPH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here