altavoz
RENOVE MARIÑO

A la hora de buscar un sonido óptimo para cualquier clase de proyecto, es normal preguntarse cuál es la diferencia entre los altavoces activos y pasivos, y saber cuál es más eficiente, duradero y económico.

Ciertamente, hay claras diferencias entre las cajas activas y pasivas, pero ambas pueden ser convenientes dependiendo de una situación u otra. Por esta razón, es importante evaluar qué es lo que realmente se necesita para tomar la decisión más pertinente.

Actualmente se pueden encontrar online varias opciones de ambas propuestas, ideales para distintos fines y proyectos musicales.

Cómo diferenciar un altavoz activo y un altavoz pasivo

De forma básica se puede decir que: los altavoces activos son instrumentos completamente independientes, de hecho, son casi automáticos. Además, tienen muchas opciones de personalización y vienen con un amplificador interno bastante útil.

Por otra parte, los pasivos necesitan un amplificador externo, son de mayor tamaño y sólo pueden utilizarse correctamente después de ajustar manualmente algunos parámetros acústicos.

Sin embargo, más allá de estas diferencias operativas, hay muchos otros aspectos que es imprescindible conocer sobre ambos productos, ya que son más complejos de lo que parecen y es necesario aprender cuándo usar un tipo y cuándo usar otro.

Los chicos de Instrumentos 10 han hecho un análisis bastante completo de diferentes altavoces con tecnología bluetooth de primeras marcas, en el que comparan y te explican sus principales características, funciones y te dan su opinión personal.

Altavoces activos

Son muy populares en el mercado, y muchos profesionales del sonido los eligen para su trabajo o proyectos personales. Su principal atractivo para muchos de sus compradores es que son independientes.

Esta independencia parte del hecho de que pueden trabajar óptimamente sin estar en contacto con otros instrumentos acústicos. Esto también se aplica al amplificador, que es esencial para la caja pasiva y que debe instalarse externamente.

De hecho, el amplificador en los modelos activos va instalado perfectamente en la misma estructura que el producto, de manera similar a como vienen los amplificadores internos de los altavoces con tecnología bluetooth que también son bastante eficientes.

Sus otras características son:

  • Vienen con un potenciómetro especial colocado en la superficie externa. Su tarea principal es ajustar la potencia de salida del amplificador y por tanto el volumen de altavoces.
  • Por lo general, tienen una conexión directa a la red eléctrica.
  • Hay modelos que tienen filtros de cruce que son muy útiles para ajustar fácilmente el audio que los altavoces tienen que reproducir, y adaptarlos a los ambientes donde se van a emitir esos sonidos.
  • Son un producto muy completo y al mismo tiempo autónomo.
  • Aunque tienden a ser más caros, pueden ofrecer diferentes variantes de sonido a las que se les puede sacar mucho provecho.
  • Son muy frágiles, así que los golpes o el contacto violento con otras superficies podría dañar los circuitos internos.

Altavoces pasivos

Estas cajas de sonido tienen características totalmente diferentes a las activas. Además, el funcionamiento del producto también es muy diferente. En primer lugar, para que puedan funcionar correctamente dependen completamente de un amplificador externo.

Se les podrá sacar provecho solo después de haberlos conectado correctamente al amplificador, y esto suele ser un motivo de incomodidad para muchos. Sin embargo, hay algo más que decir:

  • El sonido producido por los altavoces pasivos debe ecualizarse manualmente, prestando atención a los diversos matices y tratando de no crear distorsiones u otros efectos molestos.
  • Si se ajustan bien todos los parámetros, el sonido que sale será de muy alta calidad siempre.
  • Son más económicos en gamas más bajas.
  • Hay que contar con un amplificador de cierta calidad para alcanzar un resultado óptimo.
  • Ofrecen un mejor rendimiento si se mantienen estables y cuidados en el tiempo, teniendo mucho cuidado al ser transportadas de un sitio a otro (cuanto menos se muevan mejor).
  • A pesar de los ajustes, también resultan ser un producto musicalmente eficiente.

A la hora de decidir

Para elegir el ideal hay que tener en cuenta las necesidades y el presupuesto, además de los aspectos diferentes que estos modelos ofrecen. Por ejemplo, al adquirir cajas pasivas hay que tener muy claro que se deben configurar todas las opciones de sonido con calma y manualmente.

Por otra parte, las cajas activas son rápidas de instalar en cualquier circunstancia que se desee. Sin mencionar que usar estos altavoces es muy fácil, aunque el usuario sea nuevo en instrumentos y en el mundo del sonido y la acústica.

De hecho, un consejo frecuente de los expertos es que si no se está familiarizado con este tipo de aparatos es mejor optar por cajas activas, ya que las pasivas pueden representar un completo dolor de cabeza si no se tienen los conocimientos necesarios.

¿Cuándo escoger cajas activas?

  • Son perfectas cuando se necesita algo rápido y práctico.
  • Se está dispuesto gastar un poco más de presupuesto.
  • Es un producto ideal si no se tiene mucha experiencia con altavoces y similares.
  • Son más ligeros y pueden moverse muy fácilmente de un lugar a otro.

¿Cuándo escoger cajas pasivas?

  • Son más baratas.
  • Una vez ajustados los parámetros acústicos en la etapa ecualizadora del amplificador que las alimentará, los sonidos se reproducirán con gran claridad.
  • Si se instalan estratégicamente y de manera adecuada ofrecerán una excelente durabilidad.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here