sergio-samitier-rondasomontano
Sergio Samitier entrenando con un grupo de alumnos de la escuela de ciclismo de Huesca. Cristian Casal.

Recuperado ya de su dura caída a comienzos de julio, el ciclista barbastrense del Movistar Sergio Samitier está deseoso de volver a la competición y espera tomar la salida en la Vuelta a España que se celebrará en noviembre si el coronavirus lo permite. Antes no obstante quiere participar con su equipo en el critérium internacional Dauphiné 2020 que se disputará en los Alpes franceses del 12 al 16 de agosto.

Sigue la Vuelta a Burgos que comenzaba este martes y “donde tenía previsto correr de no ser por la caída, pero me ha cambiado los planes radicalmente. Iba a ser la primera de todas las pruebas y además una fuerte. A mis compañeros los sigo por la tele pero no hace falta que los apoye, son tan buenos. ¡Qué se puede decir de Valverde!”.

CAMINO DE SANTIAGO

Se lamenta de que la caída “me va retrasar todo porque también tenía una concentración con el equipo en Andorra” pero es consciente que son “gajes del oficio y el ciclismo es un deporte de riesgo. Los albañiles también se caen del andamio. Bajaba muy rápido de Benasque y pase por una piedra que no ví. Pero hay que mirar el lado bueno y es que no me rompí nada y ya estoy entrenado. Sólo será un retraso aunque me ha dado rabia porque estaba en un buen momento de forma”, explica.

La caída le originó rasguños en el cuerpo, de los que ya se está recuperando, y también le produjo un “golpe moral fuerte porque te rompe todos los planes. Me queda alguna herida que aún da mal pero ya he vuelto a entrenar. Estuve parado una semana y en ciclismo si paras una semana se nota mucho”.

Su principal reto es “volver a mi nivel y en ello me voy a centrar. El objetivo de este año es correr la Vuelta a España y creo que tengo tiempo. Aunque pueden pasar muchas cosas como que no se celebre por el COVID-19 o que haga un frío infernal. Pero tiempo al tiempo, tengo todo agosto para correr y voy a ir día a día para coger mi nivel poco a poco, y si al final corro la Vuelta a España estaré a tope”.

Desde su equipo le llegan mensajes de tranquilidad: “Ellos han visto mil batallas y me dicen que no hay que tener prisas para recuperarse de una caída”.

De momento estos días los pasa entrenando por Barbastro y en la provincia, como este martes en el que protagonizó una sesión de entrenamiento con un grupo de alumnos de la Escuela Ciclista de Huesca en una marcha de 50 kilómetros de Graus a Lasguarre. “Han venido chavales de 14 años de Huesca y Zaragoza y les ha hecho ilusión. Hay que cuidar la cantera”, señala. También los fines de semana se escapa a Francia para ascender los puertos “que siempre apetece más al ser más duros y con más fresco”.

Pendiente también está de la evolución del coronavirus y cómo está afectando al mundo del deporte. Samitier ya sabe lo que es estar confinado por la COVID-19 ya que estuvieron varios días encerrados en Dubai en febrero en su hotel de concentración. “Estuvimos tres días, pero fue una experiencia”. “Todo es diferente, ya lo estamos viendo en Burgos con mascarillas en el pódium y con pruebas PCR que no son nada agradables pero como está enfocado por la salud que es el bien común tocará pasarlo”, afirma.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here