Terrenos del antiguo Cuartel General Ricardos de Barbastro.

De los sectores económicos tan diversos que tiene Barbastro, la agricultura ha perdido competitividad,  con los nuevos regadíos no se ha hecho la necesitada concentración parcelaria dejando unos campos pequeños y mal comunicados,  nada competitivos,  tomate y espárrago dan para lo que dan, y el vino viendo que la población más joven es la que menos consume, irá a menos.

En industria se van a eliminar los usos del plástico con lo que la mayor fábrica del polígono en número de trabajadores estará amenazada.
Comercio y servicios corren el peligro de los nuevos tiempos con los gigantes Amazone o Alibaba que pueden acabar con las tiendas como los supermercados acabaron con las más de 40 tiendas familiares alimentarias de nuestra ciudad.
El Hospital con los contratos de sanitarios por meses hace que estos trabajadores no se queden a vivir en nuestra ciudad.
Ribagorza y Sobrarbe, comarcas clientes de la nuestra, están peor, más envejecidas con lo que los intercambos comerciales irán a menos, el menor número de jóvenes se empieza a notar ya en los pocos PUBs que quedan en la ciudad  porque son de uso exclusivo prácticamente para ese  segmento de la población.
La inmigración a nuestra ciudad ha sido para empleos precarios y la gente joven de aquí con nivel de empleos superiores se ha marchado a otras ciudades.
Sin una autovía acabada ,o mejores comunicaciones con trenes por ejemplo.
La comarca vecina del Cinca medio lo tiene mejor, posee una agricultura más competitiva, e industrias medias  creadas por ciudadanos de Monzón.
La capital Huesca tampoco tira de la provincia, ejemplos como Utebo, Casetas,  Zuera,  en sus polígonos hay infinidad de empresas montadas por ciudadanos de Zaragoza capital, por no comentar Balaguer, Mollerusa, o Tafalla, les ocurre lo mismo con LLeida y Pamplona.
El sector quinario es importante, pero este jamás podrá tirar de la economía.
Y como guinda final la situación actual, si no vamos hacia el hundimiento total de la economía española se le parece mucho.
Soluciones:
aquí viene lo difícil, criticar sabemos todos , aportar mejoras no.
Se me ocurre alguna:
Fomentar más puestos o tiendas de productos locales o de la zona, a día de hoy sólo se venden productos agrarios  unos pocos días y solo en la plaza del Mercado.
Ponernos en contacto con ciudadanos de Barbastro emigrados que dominen algún sector.
Evolución de los vinos, a otro tipo de caldos más fáciles de consumir, los licores de alta graduación hicieron esto inventando el cubalibre, a día de hoy el 99 % de sus ventas van a este tipo de consumo.
Campañas EFECTIVAS para concienciar a la población  de que consuma productos locales, y creación de páginas web conjuntas entre los comerciantes.
Aumento de la natalidad, donde comen dos comen tres, si alguien no sabe como , que le pregunte a sus padres.
Y que nuestros políticos locales apremien a los de arriba para que aporten soluciones a nuestra ciudad, algo así como las iniciativas que se están haciendo en Teruel,  Amazone en Huesca, plataformas en Zaragoza, o Fraga, o el ejército de tierra que aglutinará todas las divisiones de la segunda Capitanía en Huesca, cuando aquí teníamos más terreno que se vendio a la DGA, total para nada.
Hay cosas que duelen.
VARIOS

7 Comentarios

  1. Estimado José Joaquín acabo de leer el articulo y me parece lleno de nostalgia. El futuro se debe construir día a día y está en nuestra mano la capacidad de evolucionar y cambiar.Ahi estamos de acuerdo. El modelo de cambio es la cuestion.Necesitamos un modelo de ciudad que pase por asumir la capitalidad comarcal deforma decidida y genere un pla de desarrollo a 10 años vista basado en cuatro pilares: comercio,turismo, industria y agricultura.El paso previo es asumir la NECESARIA digitalizacion de eso sectores. Hay que cambiar la forma sin perder la esencia y, sobre todo,tener claro a donde vamos. Una ciudad en 2030 con mayor numero de habitantes, industria y agricultura especializada y con turismo y comercio de calidad.Hay que tener un plan.Establecer objetivos y comenzar a trabajar.

  2. Sugiero también mejorar el tráfico rodado dentro del núcleo urbano. En la mayoría de las ciudades y pueblos no se puede conducir a más de 30-50 Km/h. Tampoco se cumple con la normativa de vigilancia de contaminación acústica, hay muchos descerebrados que trucan sus vehículos para hacer más ruido. El ayuntamiento y la policía local ni hacen por embellecer Barbastro.

  3. Lloriquear y meter más estrés a la gente,..humildemente digo que no es lo más apropiado.
    Todo cambia, nada es inamovible…

  4. En general estoy de acuerdo con tu artículo José Joaquín, salvo alguna, menor, de tus apreciaciones que no comparto. Buen artículo. Al señor Juanfer Briones le diría que de nostálgico nada. Es la pura realidad. La digitalización es importante pero hace falta mucho más. Ya vale de foros, mesas, plataformas, planes de la DGA, etc….organismos y herramientas que con el paso de los años se han quedado en nada y han demostrado ser una burda mentira. El camino al infierno está empedrado de buenas intenciones. Ya vale de populismo y voluntarismo infantil de ” todos a una “, ” entre todos “, ” la puesta en común ” ” no hay que ser negativos “…..,Al señor o señora Gopi le confieso mi extrañeza por el sentido que le da al vocablo ” lloriquear ” para minusvalorar el artículo. Esperaba argumentación sólida y contrastada. El estrés a la gente le entra cuando en su día a día comprueba de verdad lo que está, le está pasando, sin trabajo o precario, sin dinero, pobres expectativas. Matar al mensajero no sirve de nada. Cuando desaparezca el cadáver los problemas seguirán estando ahí.
    Si el diagnóstico es acertado de las soluciones aportadas prácticamente sólo me quedo con una: el contacto con barbastrenses, somontaneses, personas ligadas a Barbastro de alguna forma, que viven en el exterior y con capacidad e influencia contrastada para mover recursos y poder de decisión en quién puede aportarlos, vengan del sector público o privado. Estoy hablando de la diáspora. Ignorar su papel decisivo en los últimos ciento cincuenta años, especialmente desde el final de la guerra civil, en la historia de esta ciudad es, lamentablemente, desconocerla. ¿ Quién realizará las inversiones ? ¿ Con qué recursos ? ¿ Con qué motivación ?. El músculo empresarial y financiero local es el que es, limitado, la red de pequeñas y medianas empresas, autónomos, da para un crecimiento ligeramente sostenido cuando no tiene que soportar tiempos de crisis como los actuales donde también sufre y se destruye. Confiar en la clase política local, comarcal, regional y nacional es un brindis al sol, un menú del día para ilusos, un cuento chino. Les invito a que hagan balance, manejen datos, contextos, argumentos rigurosos, de la historia de Barbastro desde las primeras elecciones municipales democráticas desde 1979. Y, a este paso, que hagan balance de lo que tendremos en las próximas elecciones municipales de 2023. Soy muy pesimista, ” negativo ” como les gusta decir a algunos. Ojalá me equivoque, seré el primero en alegrarme de mi equivocación, pero no apuesto ni un euro.

  5. Los comentarios enriquecen la visión: el primero apuesta por el turismo y la segunda se queja de la contaminación acústica de unos descerebraos…. Y dado que ningún turista quiere sufrir molestias de ningún tipo, y lo que busca es la amabilidad y el descanso, ya hay un asunto (tema se dice ahora) en el que trabajar.

  6. No tiréis la toalla las cosas van a cambiar igual que hicieron la revolución agraria, hay que empezar ha hacerla a la inversa. Los agricultores tienen que unirse. Hay que cultivar organico y de huella de carbono 0 la gente se va a concienciar poniendo precios aptos para todos. El cambio está únicamente en manos de los que cultivan la tierra. Hace falta ilusión y unión. Abrir web con precios competitivos . Es necesario que la gente de a pie se beneficie de precios módicos a que grandes buitres lo hagan a costa del agricultor.

  7. Ya hace años que Barbastro tiene el futuro negro. La cosa ya viene de lejos con un constante goteo de acontecimientos negativos para nuestra ciudad. Primero, en 1984 fue el cierre del Ferrocarril, que de haberse evitado otro pelo nos luciría. Luego una década después fue el del Cuartel Militar General Ricardos, que también daba mucha vida al pueblo y quién sabe si hoy en día, a la vista de las últimas decisiones del Ministerio del ejército para esta provincia, no se podría haber reabierto. Después a inicios de la siguiente década, en 2004 se dejaron marchar a la Empresa Moulinex, la industria más importante de la ciudad, que marcó un antes y un después en el desarrollo de la ciudad y sobre todo en el ámbito laboral femenino, al cual contribuyó dignificándolo económicamente. Todos estos cierres y lo que conllevan tras de sí, contribuyeron a crear un panorama bastante negro y preocupante en la ciudad, todo ello a pesar de la promesas por parte de las diferentes autoridades locales y regionales de atraer nuevas industrias, que quedaron sólo en palabras y papel mojado. Se compensó un poco con el aumento del turismo, comercio y hostelería, pero como bien dice el articulista, el turismo y el comercio con los tiempos que corren lo tienen crudo. La agricultura se va adaptando a los tiempos pero no es un sector como bien dice el autor, que pueda tirar del carro, aunque hoy día haya ganado algo de peso. Y el comercio y los servicios junto con el turismo, lo tienen crudo con las actuales circunstancias sanitarias y el comercio on line. El problema, como he dicho antes ya viene de lejos y es que ningún Ayuntamiento y alguno ha durado más de 20 años, han hecho nada para remediarlo, eso sí, han hecho y creado muchos proyectos, estudios, comisiones, foros, mesas, anuncios, notas de prensa, mucho postureo y sobre todo salir en la foto, pero soluciones ninguna. Obras son amores y no buenas razones que reza el refrán. Hace más de 40 años que ninguna empresa importante se instala en nuestra ciudad y me consta que alguna lo ha intentado, porque será? Señores gobernantes, a Vds el pueblo les paga para trabajar por y para su ciudad y no sólo para salir en la foto. Salgan de sus despachos, muevan el culo, busquen inversores, contacten con toda la gente influyente que tiene vínculos con Barbastro y den todas las facilidades del mundo para atraer a empresas que generen sobre todo trabajo y a ser posible cualificado para que nuestros jóvenes talentos titulados, no tengan que marcharse fuera, porque si no al final en éste pueblo y su comarca solo quedaremos los viejos, los mediocres y los pobres, porque no nos quedara más remedio. Querer es poder.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here