ciudadanos

Gracias al avance tecnológico y al abaratamiento de costes, los proyectores ya no son únicamente para uso profesional. Ahora es posible tener uno en casa, ya sea para jugar videojuegos, ver películas o disfrutar de otro tipo de contenido. 

Pero, para elegir un modelo de calidad y que se adapte a las necesidades de la persona, se deben tener en cuenta algunos aspectos importantes. De esta manera, se obtendrá un dispositivo que cumpla con todas las expectativas. 

Factores a considerar para hacer una buena elección

Sin duda, un proyector es una excelente opción para disfrutar del entretenimiento en casa. Es económico, versátil, compacto y fácil de usar. Sin embargo, antes de comprar uno, es importante conocer algunos factores. Esta es una guía para elegir el proyector ideal

Para qué se va a usar

Lo primero que se debe considerar es el uso que se le dará al dispositivo, ya que existen modelos diseñados para un propósito en específico. Algunos son perfectos para ver películas o series, mientras que otros están hechos para uso profesional. Saber lo que se hará con el proyector es un buen punto de partida. 

El presupuesto

En el mercado hay modelos de todos los precios, desde 300 hasta más de 2.000 €. Esto es una buena noticia, ya que, entre tanta variedad, es posible elegir uno que se adapte al presupuesto.

Muchos piensan que cuanto mayor sea el precio, mejor será la calidad. Pero no es necesario gastar grandes cantidades de dinero para obtener un buen dispositivo que se adapte a las necesidades de la persona. 

La tecnología de generación de imagen

Una vez que se considera el uso y el presupuesto, es momento de pasar a los aspectos técnicos. En cuanto a la tecnología de generación de imagen, existen tres tipos: LCoS, LCD y DLP. Estas son las características de cada uno:

  • LCD: son los más utilizados en los hogares. Funcionan de forma similar a los televisores. Una lámpara emite luz blanca, la cual atraviesa tres pantallas LCD. A cada pantalla se le asigna un color primario RGB (verde, rojo y azul). De esta forma, se crea una imagen de alta calidad y con colores vibrantes y naturales. 
  • DLP: funciona combinando la emisión de luz blanca con una rueda de color y un chip DMD. En este chip se encuentran espejos que reflejan la luz que atraviesa la rueda. Así, proyecta una imagen brillante, nítida y con contraste. Esto convierte a los proyectores DLP en una buena alternativa para espacios con luz ambiental. 
  • LCoS: es una combinación de las tecnologías anteriores. La luz atraviesa paneles LCD y después se refleja en un dispositivo de silicio para generar la imagen. Este tipo de tecnología ofrece múltiples ventajas, como un funcionamiento silencioso, una imagen nítida y brillante y un buen contraste. La única desventaja es su precio elevado. 

Resolución y densidad de píxeles

La resolución es un aspecto especialmente importante si se desea ver películas o series. Es posible tener una sala de cine en la comodidad del hogar. Para eso, la resolución debe ser al menos HD. También existen modelos Full HD y 4K que ofrecen una mayor calidad de imagen, por lo que son una mejor opción.

Pero, ¿qué es exactamente la resolución? Es el número de píxeles que se muestran en la pantalla. En el caso de los modelos Full HD, su resolución es de 1.920 x 1.080 píxeles, mientras que para los 4K es de 4.096 x 2.160.

Para saber más de este y otros factores, en la web de Mi Proyector se encuentra información de utilidad acerca de los modelos de proyectores más vendidos y mejor valorados, así como análisis y opiniones.

Contraste y lúmenes

Los lúmenes indican la potencia o el nivel de brillo que produce el dispositivo. Cuanto más lúmenes tenga, más brillante será la imagen. Para uso doméstico, suele ser suficiente un modelo con 2.000 lúmenes, aunque esto dependerá de la cantidad de luz ambiental que exista en la habitación donde se va a proyectar. 

En cuanto al contraste, es lo que permite diferenciar entre la oscuridad y el brillo. Cuanto mayor sea la diferenciación entre el blanco y el negro, más nítida, colorida y detallada será la imagen. Es importante que exista equilibrio entre la cantidad de lúmenes y el contraste. Lo ideal es una proporción de 2000:1.  

Conectividad

El número de conexiones del proyector es realmente importante. Estas son las que permiten conectarlo con otros dispositivos, como altavoces, móviles y portátiles. HDMI, USB, VGA y S-video son las más comunes y necesarias. Hay modelos con conexión WiFi, por lo que ofrecen funciones similares a un SmartTV.  

Distancia de foco 

Es la distancia a la que se debe colocar el dispositivo para que se proyecte la imagen. Algunos modelos solo necesitan unos centímetros de distancia, mientras que otros requieren un par de metros o más. La mayoría permite adaptar la imagen para tener el tamaño de la pantalla deseado. 

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here