El Rey emérito.

La  participación en el  delito desde la intervención subjetiva se puede cometer  de tres formas  la autoría directa que  comprende la figura del cooperador necesario, la del cómplice y la del encubridor.

A la gran mayoría del pueblo español se le ha quedado una cara de tonto que va a hacer época. Mas o menos, estuvo creyendo durante más de 30 o 40  años, que tenía un rey campechano, bonachón, sencillo y buena persona que además le había traído la democracia, pues no en vano le trasmitieron esa imagen los políticos y todas las terminales informativas.

Vivimos unos días en que lo más grave no es que se haya descubierto que el rey probablemente haya sido durante todos estos años uno de los corruptos más significativos de nuestro entramado institucional (y mira que  en el entramado ha habido corruptos),  lo grave, preocupante y clarificador del régimen corrupto actual  es que las “élites” de nuestro país lo sabían y nos lo ocultaron, cuando no algunas colaboraron con él en sus ilícitas actividades.

Veamos  quienes lo sabían o pudieron saberlo.

1.-  La directivas de los principales partidos del sistema (PP y  PSOE) es más que probable que lo supieran. Y añado a  la lista a  casi  todos nuestros  presidentes autonómicos  y portavoces parlamentarios de los partidos mayoritarios, más los del  PNV y CIU en su día.

2.- Las cúpulas del CNI, estado mayor del ejército, y servicios de información de la Guardia Civil y Policía nacional seguro  que estuvieron en el mismo conocimiento. Otra cosa es la obediencia debida y las instrucciones que recibieran del poder político.

3.- Probablemente la alta magistratura de nuestra judicatura y bastantes  de los miembros del Tribunal Constitucional.

4.- Muchos de los miembros de  los consejos de administración de las empresas del IBEX, cuando no muchas de  sus empresas que  colaboraron en dichas prácticas “engrasando” la maquinaria en su propio provecho, naturalmente.

5.- Y los peores. Toda una grey de informadores e “ intelectuales” en nómina de los medios de mas difusión, que se han dedicado durante  mas de 40 años a mentir descaradamente al pueblo, a revestirse de una autoridad moral que nunca tuvieron como interpretes de la “realidad”  y a construir una historia de España totalmente falseada.  Decencia no tienen ni la tuvieron nunca, pero eso sí,  sus cuentas corrientes se han visto largamente beneficiadas.

Que me expliquen a mi un pueblo en el planeta tierra que haya sufrido un engaño tan masivo y  de  tan considerable dimensión y durante tanto tiempo, a cargo  de tanto canalla.

Hace 200 años aproximadamente que lo peor de lo peor tomó el estado español por su finca particular, y aún no lo han soltado. El problema ya no es el rey, el vértice de todo este entramado, el problema es el entramado mismo, revestido de ropaje constitucional.

Blog de Carlos Allué 

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here